lunes, noviembre 23, 2020

Occidente y la violencia contra las mismas instituciones democráticas

 

Los sistemas de seguridad en torno al congreso de los diputados de Madrid son extremos. No solo en la superficie, sino también bajo tierra. Cada vez que hay sesión en el congreso, se recorre, incluso, palmo a palmo, todo el tejado y el nivel inferior al tejado.

Sin duda, los servicios de seguridad tienen agentes infiltrados en los grupos neoanarquistas, así como en sus redes sociales. Si pretendieran dar un aviso para alguna acción violenta, la policía lo sabría al mismo tiempo. El CNI funciona muy bien. Mi más sentida enhorabuena por el trabajo de equipo magníficamente hecho. España tiene uno de los mejores servicios de inteligencia del mundo, como bien saben los que conocen ese campo.

...................................

En el 2012, la pobreza, el paro, la desesperación de muchas familias, llegaron a tal extremo que di por supuesto que el empeño de los grupos antisistema por tomar el congreso, al final, tendría éxito. Me equivoqué. Me alegro muchísimo de haberme equivocado.

Ahora bien, no lo lograron porque el servicio de inteligencia español no estuvo de brazos cruzados. También fueron un ejemplo de profesionalidad las fuerzas de contención de aquella masa de decenas de miles de manifestantes. La actuación de ambos fue magistral.

Todavía me admiro de que una masa tan imponente, tan airada, tan ácrata, se viera impotente para atravesar aquellos obstáculos físicos custodiados por aquellos, en apariencia, pocos agentes.

.............................

Ahora bien, la sociedad (en esta nueva crisis) va a tocar nuevas cotas de desesperación. Los neoanarquistas se van a multiplicar. Me parece (no estoy seguro) de que, en muchos países (también en España) esos grupos violentos acabaran tomando congresos y creando una imagen de desorden como la que, desgraciadamente, ha sufrido Chile.

Las medidas pueden reforzarse, ser muy buenas, pero, al final, si son tantos los que quieren hundir violentamente el sistema, acabarán teniendo éxito.

Los guardianes del orden tienen éxito mientras el índice de los que atacantes no supere cierto índice de población. Más allá de cierto índice, es una mera cuestión de éxito tener éxito.

Creo que, en los próximos diez años, vamos a ver cada vez más caos. El hundimiento moral conlleva la desafección de los ciudadanos respecto al orden, la obediencia a la ley y el respeto a la autoridad. El hundimiento moral lleva a la toma de los congresos.

Post Data: No deja de ser llamativo escribir un post acerca de la violencia de los ciudadanos contra sus propias instuciones democráticas. La violencia contra los lugares donde sus representantes pueden hablar y votar.

domingo, noviembre 22, 2020

Cuánto siento lo de Guatemala: un aviso del futuro por venir en muchos lugares

 

Vi con tremenda tristeza como unos manifestantes encapuchados quemaron algunas estancias del congreso de Guatemala. Precisamente, hace pocos días hablaba yo de los símbolos, de la importancia de los símbolos.

Pocas cosas humillan más a una nación como que la sede de la soberanía nacional sea asaltada.

Desgraciadamente, unos cuantos cientos de antisistema bien organizados bastan para poder hacerlo en muchas democracias del mundo. Ningún gobernante quiere asumir las consecuencias de tomar las medidas que implicaría defender ese símbolo.

Pero considero que no debería ser así. Cualquier antisistema debería ser consciente de que la democracia va a defender sus dos cámaras constitucionales, sus tribunales e, incluso, sus comisarías de policía a toda costa.

Si uno quiere atacarlas, allá él. Pero debería saber que los agentes del orden las defenderán con todos los medios necesarios. A nadie se le obliga a intentar asaltar uno de esos edificios. Pero si lo hace, debería tener por cierto que las fuerzas del orden no permitirán que sean tomados los símbolos.

Es curioso que se acuse de fascista al que defiende el edificio que simboliza el corazón de la democracia.

Por supuesto que los medios de defensa deben ser graduales y proporcionados. Si con menos se puede repeler un asalto, úsense medios menores. Pero el asaltante debe ser consciente que cualquier escalada por su parte será respondida con una escalada proporcional por parte de los defensores. Lo único que tienen que tener por cierto es que el caos no puede tomar el símbolo del orden constitucional.

Tomar por la fuerza el símbolo del parlamento, el lugar donde los representantes del Pueblo parlamentan, es comparable a una violación. Es como la nación fuera violada por los violentos, por los que quieren imponer su voluntad, frente a la voluntad del Pueblo.

Una democracia puede ser imperfecta o muy imperfecta. Pero siempre será preferible a la violencia de los que quieren imponer “nuestra voluntad frente a la voluntad de otros”.

La toma de un parlamento es un hecho tan simbólico que jamás debe ser permitido. Y las fuerzas de seguridad de ese edificio deben estar especialmente formadas para saber qué protocolos usar según el tipo de ataque. Para nunca excederse, pero tampoco para quedarse por debajo de lo necesario.

Sea dicho de paso, y perdonad que otra vez elogie a España (cuando se lo merece, lo hago), el Congreso de Madrid si es atacado, no se da la alarma para que las fuerzas de seguridad vengan. Si no que hay varios edificios alrededor, donde los efectivos están 24 horas al día, 365 días al año. No solo las fuerzas antiterroristas y antidisturbios del interior del Congreso, sino también todos los efectivos del Banco de España (numerosos, por cierto), al lado; una comisaría situada también al lado (y específicamente preparada para defender el Congreso) y varios edificios institucionales más que están preparados para proveer sus efectivos a toda velocidad.

Os puedo asegurar que tomar el Congreso de los Diputados de España es una de las tareas más difíciles de conseguir. Aunque sobre este tema hablaré un poco más mañana. Pero sí, de eso nos podemos sentir orgullosos.

Había una canción que decía que cuando la mujer española besa... Pues bien, cuando el antidisturbios español da palos, da palos de verdad.

Una ayuda para el domingo


Para hoy domingo, a todos, me parece, nos servirá de ayuda este testimonio de conversión. Concretamente nos servirá para vivir mejor un determinado momento de la misa. Yo mismo quiero meditarlo con calma. 

https://blogdelpadrefortea.blogspot.com/2019/11/un-texto-que-me-ha-ayudado-vivir-mejor.html


sábado, noviembre 21, 2020

Ora et labora: en mi caso, ora, escribe, predica y visita enfermos

 

Como pienso que a varios les puede interesar, les digo cuál es mi horario diario de oración, para que, aunque sean laicos, tomen de este horario lo que crean que les puede ser conveniente según sus propios horarios.

Al levantarme, laudes y media hora de oración mental.

12:00, hora sexta.

2:30, diez minutos de lectura espiritual y cinco de lectura de la Biblia

4:30, oficio de lecturas y rosario.

5:00, media hora de oración mental, santa misa, diez minutos de acción de gracias.

8:00 vísperas.

11:45, completas y acabar el día con un ratito de oración.

En realidad, mi horario tiene unos cuantos cambios respecto a este horario esencial e invariable desde los tiempos en que era un seminarista. Pero lo he dejado como está arriba para que pueda servir a la gente. Los laicos, si lo desean, pueden cambiar el rezo de las horas canónicos por algún otro tipo de oración breve.

viernes, noviembre 20, 2020

Judas y el Campo de Sangre

 

Muchas gracias por los comentarios, pasajes bíblicos y textos patrísticos. Han sido útiles e interesantes. Permitidme que no haga menciones particulares por ahorrar tiempo, dado que ha sido un día de mucho trabajo. No me he dedicado solo a meditar acerca de la tumba de Judas.

La tumba de este miembro de los Doce no aparece en la Palabra de Dios. Se habla del Campo de Sangre donde cayó, pero no se llega a decir que allí se le enterrara.

Es muy posible que, en algún lugar, de la tierra de los alrededores de Jerusalén se hallen huesos de Judas. Sí, hoy día, en este siglo. Mezclados quién sabe con cuántas cosas o con cuántos restos de otros. Trozos grandes o pequeños. Pero sí, en algún lugar, deben estar esperando la resurrección.

.......................

Todos tenemos experiencia del sabor de haber sido traicionados. Es algo que cada ser humano ha experimentado en su sabor puro, perfecto. Saber que una persona a la que solo le has dado amistad decide hacerte sufrir, y que lo hace fríamente, con deliberación. Es un sabor desagradable, reptiliano. ¿Y quién no conoce ese sabor?


jueves, noviembre 19, 2020

La pintura se titula "La conciencia de Judas"

 

Hoy, en mi novela, voy a escribir cuando Pablo (durante el Concilio de Jerusalén) se acercó a ver el campo donde habían enterrado a Judas Iscariote.

¿Cómo me sugeriríais que fuese su tumba?

Podéis ofrecerme sugerencias para esa cena, pero me es fácil imaginar sentimientos en Pablo ante ese lugar. Lo que me interesa más es cómo pensáis que sería externamente su sepultura.

En principio pienso en que fue enterrado sin nada que lo señalase. Tal vez una piedra señalase el lugar para que nadie pisara un terreno impuro. Una piedra de un codo de largo, basta, sin tallar de ninguna manera. Pero estoy abierto a vuestras sugerencias. Leeré vuestros comentarios.

Después de siglos, su eco resuena


 

Yo era un jovencito entre 15 y 16 años que no sabía mucho de música. Pero, cuando iba a alguna gran celebración al Santuario de Torreciudad, después de la comunión, sonaba una música celestial, una música que nunca había escuchado. De pronto, el órgano que parecía la voz de Dios. Era una música que hablaba directamente al alma. En otros lugares, escuchaba otras músicas de órgano, más ligeras, más fatuas, más vanas.

Yo, en esa época, no lo sabía, pero la gran música que escuchaba en Torreciudad tenía un nombre, solo un nombre: Bach.

Sí, para la acción de gracias, después de la comunión, no hay mejor música para recogerse en adoración que la de Johan Sebastian.

https://www.youtube.com/watch?v=zzBXZ__LN_M

En esa época, no sabía mucho de música. Pero sí que sabía una cosa: durante la acción de gracias estaba Bach y después ya venían de lejos todos los demás.

https://www.youtube.com/watch?v=J6jl0_QVX5c

Después de las músicas que he puesto, tan densas, ahora esta otra, tan distinta de las otras, llena de luz, llena de vida. Y uno comprende que las composiciones del Maestro de Leipzig van más allá de la música porque solo una vida que va más allá de la vida (terrena) puede hacer una música que va más allá de la música (terrena).

https://www.youtube.com/watch?v=KHvJJqjqAkg

Para acabar, como colofón, podría hablaros de la Cantata, BWV 147, Jesu, Joy of Man's Desiring, que es una música que va más allá de cualquier palabra, de cualquier elogio. Pero no, prefiero acabar con esa explosión de gozo, de alegría, que es el Gloria in excelsis Deo.

https://www.youtube.com/watch?v=p16wOPrX7Rk

miércoles, noviembre 18, 2020

.

Comentario al post anterior: Te doy la razón, Pablo. Estas ideas dieron magníficos resultados hace siglos, dieron lugar a grandes proyectos. Pero, en el siglo XX, no funcionaron. Y Brasilia es un buen ejemplo de ello. Grandes expectativas, resultados modestos.

Pero no puedo resistirme a la idea fascinante de grandes edificios institucionales, blancos como el mármol, surgiendo de prados verdes con árboles.

lunes, noviembre 16, 2020

Este es el documento de rendición de Alemania en Reims en 1945.

 

Voy por la pg. 304 de las 327 del último tomo de mi novela sobre san Pablo. Hoy tocaba revisar la descripción del incendio de Roma en el año 64.

Cuando acabe me queda más de un mes de retoques de pequeños detalles. Pero ya veo la luz al final de este inacabable Túnel de san Gotardo. Picando palabras todos los días.

..............................

Me ha llenado de estupor que el general Mark Milley, exjefe del Estado Mayor de Estados Unidos, dijera en un discurso que su ejército era único entre los del mundo porque hacía un juramento no a un rey o un dictador o a una persona, sino a una constitución. Lo había leído en las noticias hace días, pero lo atribuí a una mala traducción.

Ya me había olvidado del asunto hasta que oí el discurso en Youtube y pude comprobar qué idea tan irreal tiene el exjefe del Estado Mayor del mundo en el que vive.

..............................

Un amigo me ha pasado las fotos de una preciosa cruz en piedra que había en el centro de Madrid y cómo amaneció derribada. El cruceiro de estilo románico había quedado hecho añicos. Todo un signo del odio hacia el cristianismo que anida en tantos españoles.

¿Cómo la política va a funcionar bien? El problema de la política de España (como el de tantos países) es un problema moral. Cada vez se hace más difícil que los ciudadanos se entiendan entre sí. No es un problema de ni del sistema ni de los partidos, sino de las almas.

viernes, noviembre 13, 2020

El monumento al soldado desconocido

 

El otro día tuve la curiosidad de ver cómo son, en cada país, los monumentos al soldado desconocido. Os pongo algunas fotos. La última es el monumento en España. La segunda es el monumento de Australia. La que parece un templete griego es el monumento de Serbia. La tumba inglesa de Westminster es bien conocida, no especialmente bonita, pero sí muy querida.

Si alguno conoce cuál es el sentido del "unto" en el típico epitafio "known unto God". Arcaicamente, significaba "hasta". ¿El significado profundo es que era desconocido hasta que llegaba a Dios? Agredeceré cualquier explicación.









jueves, noviembre 12, 2020

Perdona nuestras deudas

 

Recibo, con cierta frecuencia, llamadas de personas con mucho sufrimiento que siempre plantean la cuestión de que alguien les hace la vida imposible, de que hay un individuo hace lo posible para hacerles sufrir. Esto existe, no es un mito.

Por alguna razón, alguien se empeña en hacer sufrir a otro ser humano, y persevera hasta unos extremos que resultarían poco creíbles si no lo hubiera visto con mis ojos.

Una vez comí con una familia. Por alguna extraña razón, el padre siempre reñía al más pequeño de los hijos varones. Yo era testigo de la escena y el pobre chico no hacía nada reprensible. Pero el padre siempre le reñía a él, nunca a los demás. Y, además, lo hacía de mala manera, con inquina.

Esto sucede en las familias, en el trabajo, en el mundo clerical. Cuando me ha tocado sufrir esta situación de alguien, no pienso en ello, no le doy vueltas. Pero cuatro veces en mi vida, sin yo pedirlo, he visto que Dios no se ha quedado indiferente, que ha actuado.

Pero yo perdono a todos, de corazón; porque he visto, en la tierra, lo que es la ira de Dios. Así que perdono a mis deudores de corazón con tal de no convertirme yo en diana de esa furia de lo alto. El mejor modo de ser perdonado es perdonar.

miércoles, noviembre 11, 2020

Este es el coronavirus que ha cambiado el mundo. El color ha sido añadido para distinguirlo.

 

A raíz del pos
t de ayer, he leído dos muy buenos comentarios acerca de estas extrañísimas figuras de la mitología romana, las larvas y los lémures. Muchas gracias. También recibí un email de un buen amigo, gran teólogo, que añadió unas consideraciones tan profundas que no puedo menos de compartirlas con vosotros:

Otra cosa que vale la pena recordar es que, ontologicamente, la "memoria" de un alma es lo que determina su estado después de la muerte; Apuleyo dice en la misma obra, por ejemplo, que una larva es un espíritu que "le pesa" la memoria. El hilomorfismo también está aquí, ya que los actos buenos y malos, y que forman parte de la memoria, llegan a transformar al sujeto. Plotino lo dijo muy bien: "el alma se convierte en lo que recuerda".

Sé que muchos le pondréis muchos peros a su email. Pero no os preocupéis, él sabe (y mejor que nadie) el papel de todas las potencias del alma. No se puede pedir que cada línea lo tenga que decir todo.

Fíjaos en lo que afirma: el peso de la memoria. Interesantísimo. La persona que se vuelve memoria. La psicología que se transforma en memoria. Un peso que, más allá de cierta masa crítica, no lo puedes soltar, porque el recuerdo se ha ramificado en tu psicología. Interesantísimo.

Eso me lleva también al hecho de que si has hecho submarinismo, has escalado montañas, te has tirado en paracaídas, y has hecho eso y mil cosas más, durante treinta o cuarenta años, ahora ha quedado reducido a rastros en la memoria.

...........................

He acabado las tediosas memorias del almirante Dönitz. He retomado La colmena. Mientras almorcé, viajé, otra vez, al precioso templo Angkor (en Camboya), gracias a un documental. Ese fascinante templo lo tengo recorrido en no sé cuántos documentales.

Mientras cenaba, retomé el tercer capítulo de un documental de la BCC sobre la historia de Persia.

Acabo con este vídeo tan gracioso. ¡Es un lemur!:

https://www.youtube.com/watch?v=oiASFsOLjY4

martes, noviembre 10, 2020

Así era el presidente de Estados Unidos en versión del 20 A.D. Algunos piensan que hemos perdido mucho.

 

Ahora que estoy con mi novela de Pablo, en encontré con la línea en la que hablo de las larvas. Las larvae eran los espectros de los muertos. La versión maligna de los buenos dioses protectores de la familia, los lares.

Los lemures eran almas que vagaban porque no habían tenido un enterramiento correcto. Eran espíritus de la noche. Algunos identificaban las larvas con los lemures.

Por lo que tengo entendido las larvas y los lemures eran lo mismo. Si alguien tiene información de sus distinciones, agradeceré la cita.

Resulta curioso lo aterradora que tenía que resultar la noche para los romanos. Porque para ellos era una oscuridad habitada. La noche estaba poblada por seres.

La Summa Daemoniaca hubiera sido más popular en esa época que ahora. De haber nacido entonces, primero vendría yo, en número de ventas, después Virgilio. El emperador me hubiera dado una pensión vitalicia... o me hubiera cortado la cabeza.

lunes, noviembre 09, 2020

Madurando, evolucionando, pensando


En la revisión de mi libro sobre san Pablo, voy en la revisión del último tomo. Exactamente, por la página 209, de las 300 que tiene ese volumen. No sabéis la alegría que eso supone para mí, a pesar de la negativa de varias editoriales religiosas a las que he ofrecido el libro. No es fácil aceptar la negativa a una obra escrita, retomada y reemprendida durante unos nueve años, cuando la misma editorial publica, a bombo y platillo, el libro de un jovenzuelo que no llega a los treinta años y que solo pretende ser simpático en sus páginas. No, no es fácil.

Cuando hace nueve meses retomé la escritura de esta novela, jamás me imaginé el viaje que iba a comenzar. No ha sido una escritura, ha sido un itinerario. No sospechaba hasta qué punto el libro me iba a llevar a sumergirme en la iglesia del siglo I. O, mejor dicho, en las comunidades entre el año 33 y el 64. Puesto que esas iglesias, a finales del siglo I, ya habían crecido, se habían organizado y habían experimentado cambios. No era lo mismo la Iglesia en el año 38 que en el año 97.

Ahora, el apóstol Pablo, es para mí un personaje de carne y hueso, no una idea. Un personaje pintado con colores reales, ambientado en un marco realista. Y la Iglesia de esa generación ha pasado a ser una Iglesia concreta, no un escenario de generalidades.

Durante buena parte de mi vida sacerdotal, mi conocimiento de la Iglesia medieval europea marcó los esquemas subconscientes de mi eclesiología. Había una visión sentimental que tuvo una gran influencia en mi modo de entender la Iglesia. Lo creamos o no, todos tenemos una visión subconsciente de la Iglesia. Hasta el que cree ser muy neutral. Unas veces nos traiciona la historia, otras la estética; otras, ciertos conceptos filosóficos o patrísticos o escolásticos. Eso está muy claro en personajes como nuestro papa, Burke, Lefevbre, Hans Küng o Casaldáliga.

Mi visión primera, la del seminario, pronto se completó con mis viajes, con mi encuentro con la teología protestante y ortodoxa. La espiritualidad de la Renovación Carismática también ejerció mucha influencia a la hora de atenuar ciertas rigideces, a la hora de aceptar una estética “tropical” en mi mentalidad catedralicia.

Ahora, el siglo I ha desembarcado con fuerza en mi estructura dogmática. Leer la actualidad a través de los padres apostólicos y la siguiente patrología resulta enriquecedor. Leer la actualidad de la realidad vaticana o del sínodo alemán a través del pasado supone una flexibilización de todo lo que puede ser flexible. Releer el presente a través de la santidad del pasado y de las miserias pretéritas, también es bueno. Hasta la vida cotidiana de una comunidad romana de veinte cristianos, todavía sin presbítero, en el año 50, es iluminador.

Mi novela es una reflexión. No hay aventuras. Es Pablo pensando, preguntándose cosas, predicando, resolviendo problemas. 


domingo, noviembre 08, 2020

Qué preciosidad de edificio

 

Ahora que las aguas electorales han vuelto a su cauce y vuelve a salir el sol en Nueva Inglaterra y en el resto de tierras anexionadas más al oeste, me gustaría hacer algunos comentarios acerca del sistema electoral y constitucional de esa nación a la que tanto amo. La nación que produjo los dibujos animados de Bugs Bunny y la Hormiga Atómica. Razón que ya es suficiente para estarles para siempre agradecido. Ah, y Las aventuras del sheriff Lobo.

Primero. ¿A quién se le ocurre que, en algunos condados, la contabilidad de los votos la haga una máquina? Eso, probablemente, ya se le ocurrió a algún colaborador de Hitler. Y este debió responder: Imposible, no hay nadie tan tonto que caiga en una trampa así.

Segundo. Allí los votos se recogen en el lugar de votación y se trasladan (en cajas cerradas) a los lugares de recuento. Todo el mundo se da cuenta de que es más sencillo y más seguro, el sistema español. Los votos se reciben a la vista de todos (miembros de la mesa y supervisores de los partidos) y se cuentan a la vista de todos. Solo se envían los resultados.

El sistema americano es menos sencillo y mucho más inseguro. ¿Y si se sustituyen las cajas? (Es posible sí. Nunca hay una continuidad visual perfecta.) ¿Y si se destruyen? (Se puede atentar contra las cajas de los condados más favorecedores de un candidato.) ¿Y si hay problemas con la documentación que acompaña a las cajas? (Un solo funcionario del lugar de recuento puede hacer eso deliveradamente.)

Tercero. En Estados Unidos, un presidente sigue siendo presidente hasta que es elegido el nuevo de manera formal por el colegio electoral. Haga lo que haga, mientras no cometa un delito, seguirá siendo el presidente.

En España, no. Puede ser removido en cualquier momento por el congreso, aunque no haya cometido un delito.

Cuarto. Si después de nombrados por los compromisarios, muere el presidente de Estados Unidos y su vicepresidente, llegaría al Poder algún individuo que no está a ese nivel de capacidad. Y se mantendría en ese puesto hasta las siguientes elecciones. Alguien puede ser adecuado para una secretaria de Estado, pero no para ser presidente.

En fin, son cuatro puntos que se me han ocurrido y que se unen a otros puntos de la constitución de ese país (sobre los que ya hablé en otros posts) que ciertamente serían mejorables.

viernes, noviembre 06, 2020

Viernes

 

En mi libro sobre san Pablo, ya estoy en la revisión final del último tomo. Voy por la página 141 de las 248 que tiene. Hoy ha comparecido ante el tribunal de apelaciones del César en Roma. Tribunal que he situado en la Basílica Julia. Espero no haber metido la pata en la localización.

...........

Hoy he abordado las memorias del almirante Dönitz. Un verdadero rollo. Estuvo como testigo en uno de los momentos mas fascinantes para cualquier historiador y sus memorias son plúmbeas. Como escritor, estaba dotado un don para poner sus ojos en todo lo más aburrido que pudiera encontrar.

...........

Hoy he salido a un parque a las 9 de la mañana y me he puesto en un banco a tomar el sol. Con el confinamiento he salido muy poco en los últimos meses. Confinamiento mental de casi todos los madrileños. Y los paseos que he dado, prácticamente todos, han sido por la noche.

Me he dado cuenta de que el sol apenas me ha dado sobre la piel. Eso es necesario para producir la vitamina D, la única que produce nuestro cuerpo y que no se puede compensar con una alimentación variada. Pues se trata de una vitamina existente en cantidades demasiado pequeñas en todos los alimentos.

Yo no sabía que la carencia de vitamina D produjese problemas cardiovasculares, en huesos y una mayor tendencia a la diabetes. Así que hoy he aprovechado el poco tiempo de sol que ha habido en el día para tomar el sol mientras leía. Durante tres cuartos de hora me he sumergido en esas aburridas memorias del almirante de la marina de Hitler.

...........

Estos días estoy viendo a trozos Alien Covenant. Me quedan unos diez minutos para acabar. Me gustan mucho todos los detalles de ambientación, mucho. Pero la historia ya no produce ningún interés, ninguna sensación. Me acuerdo la emoción de la primera historia. Todos la veíamos con los nervios a flor de piel. Cinematográficamente no era solo un estudiado ejercicio de tensión psicológica, era todo un ambiente que fascinaba a los espectadores. Por ejemplo, la atmósfera que se creaba al consultar a Madre en aquella sala blanca, sabiendo que ella conocía más de lo que decía. Solo esas escenas merecen un estudio detalladísimo en cualquier escuela de cine. Cómo se puede conseguir tanto con tan poco.

Y, sin embargo, esta película nueva, con tantos recursos, no acaba de penetrar en el alma del espectador. ¿Por qué? Porque es un mero derroche de presupuesto, un derroche formal; agraciado, sí; pero rutinario.

Mientras que Alien el 8º pasajero fue una obra realizada con pasión. Se nota que el guionista vivió la historia. En la última entrega, como en las anteriores, el guionista se limitó a recibir un encargo. Por eso la primera historia transmite la emoción del creador, y las siguientes entregas transmiten el impecable trabajo (pero frío) de un equipo asalariado por unos estudios.

...........

Cuánto me gustaría que mi novela sobre san Pablo transmitiera pasión, emociones, que fuera reflejo de una vida, un reflejo auténtico. En mi Cuando amanezca la ira estoy convencido de que lo conseguí.

martes, noviembre 03, 2020

Águilas y pájaros dodos: los buenos y los malos entrevistadores

 

En mi vida, he pasado por un cierto número de entrevistadores de medios de comunicación. Basado en mi experiencia puedo decir lo siguiente por si le sirve a algún estudiante de periodismo. (Aclaración: no conozco para nada la periodista de la foto.)

—Hay periodistas que usan al entrevistado como excusa para autoentrevistarse.

—Hay periodistas que hablan tanto tiempo como el entrevistado. Solo en un caso mucho más que el entrevistado. Este tipo de periodistas divagan y divagan. Al final tras un minuto entero se dan cuenta de que han caído en un monólogo, de que se están escuchando a sí mismos (normalmente, con mucho gusto), pero, desgraciadamente, recuerdan que se trata de una entrevista: y, entonces, rápidamente, improvisan una pregunta, la que sea.

—Un periodista se enreda en sus propios pensamientos, durante un rato, y acaba con este tipo de afirmación: no se si me entienden o no sé si se me ha entendido. Pues por supuesto que no. Cuando un entrevistador hace esa pregunta, es que ni él mismo se aclara.

—He sufrido preguntas de dos minutos enteros en las que, al acabar la pregunta, le he tenido que decir del modo más cortés posible: No he acabado de entender la pregunta. Con cuánta delicadeza he tenido que hacer esa afirmación. En momentos así, se reformula todo en una frase por parte del entrevistador. Frase que, por supuesto, no tiene nada que ver con los dos minutos anteriores de supuesta pregunta.

—Pero si la pregunta-discurso es mala, peor es cuando un periodista te dice que te va hacer una batería de preguntas. Responda con un sí o no. En esos casos, trato de abstraerme, de distraerme e ir contestando sin dar muchas vueltas a la poca profesionalidad del que tengo delante.

—Más lamentable, y me ha pasado varias veces, es, cuando en la radio, el entrevistador se ha puesto a leer su guión, sus apuntes, su libreta, mientras yo respondía. Sin darse cuenta, al levantar la vista, de que la nueva pregunta que me estaba formulando al yo acabar había quedado totalmente respondida mientras se había abstraído en su lectura. En esos casos, nunca he humillado al entrevistador, pero he pensado sin dejar de poner cara de póker: ¡Mamma mia!

lunes, noviembre 02, 2020

Ovejitas siguiendo a su pastora


 

Un medio de transporte ecológico. Huella de CO2: cero.


 

Fortea, Padre de la Patria

 

Respecto a USA. Un sistema electoral que, de forma usual, acaba en los tribunales no es un buen sistema electoral. En casi todos los países avanzados, los resultados son tan claros que nunca es necesario recurrir a otras instancias para que aclaren las cosas.

Peor todavía si el sistema de una nación de 328 millones de habitantes, hace que la presidencia acabe en unas manos o en otros por unos cuantos miles de votos. Es el terreno perfecto para que algún año electoral haya problemas realmente graves, objetivamente graves, en que no se sepa a quién pertenece la presidencia. Se podrían repetir las elecciones en ese estado, pero para qué crear problemas y desconfianza en la población cuando el sistema puede ser seguro en vez de inseguro.

Y ya no digamos nada del voto por correo. Sin duda, la parte más oscura de este oscuro laberinto. Esperemos que no haya problemas por ese lado porque sería necesario todo un post para hablar de todos los “peros” que un candidato puede poner a las papeletas si el resultado es ajustado en un estado decisivo.

Todo esto debería haberse abordado con calma hace años con espíritu de colaboración entre los dos partidos. Pero sabemos que si usted, lector mío, es procrastinador, los políticos de todas las naciones son procrastinadores profesionales.

Como digo en mi ensayo La decadencia de las columnas jónicas hay mecanismos constitucionales que, de por sí, son generadores de problemas y conflictos. Como norma general, cuanto más complicado es un mecanismo constitucional, más posibilidades hay de hacer “jueguecitos” con las reglas.

Sería interesante buscar si hay algún país del mundo donde haya una democracia en la que exista un espíritu de colaboración entre los representantes del Pueblo. Si ese país existe, sería interesante estudiarlo.

Se piensa que la confrontación es necesaria para la libertad. Pero lo cierto es que la confrontación innecesaria, cuando adquiere ciertos niveles, acaba siendo muy perjudicial para el mismo sistema democrático.

La democracia se basa en que el Pueblo elige sus representantes, no que esos representantes se dediquen a bloquearse entre sí sin tregua e incluso contra el bien común.

Tampoco estoy diciendo que hubo una edad de oro en que la democracia fue maravillosa y ahora hemos descendido a lo que tenemos. Todas las democracias han tenido problemas iguales o peores que nosotros. Pero debemos mejorar las cosas. No podemos quedarnos de brazos cruzados ante los problemas.

domingo, noviembre 01, 2020

Alabado sea el Creador, en todas partes y de muchas maneras.

 



De un poema de Jaime Gil de Biedma:

Envejecer, morir, es el único argumento de la obra.

..........

Ayer vi con detalle en un documental el impresionante templo de Ranakpur en la India. Qué belleza. A veces, parecía irreal de bello que era. No me podía creer que existiera una construcción así sobre la tierra.

.............

Me imagino que en España no debe haber nadie que sepa quién es Alaska y Mario Vaquerizo. Pues he aquí que ayer leí esta parte de una entrevista que le hicieron a Mario Vaquerizo:

Eres un tipo religioso, ¿incluso rezas por las noches?

Mi lado espiritual lo tengo muy arraigado desde pequeñito, y por supuesto que rezo todas las noches. La filosofía cristiana -lo que quiero para mí, lo quiero para los demás- está muy presente en mi vida. Lo que no me gustan son los dogmas.

¿Qué tienes en tu mesita de noche?

Un Sagrado Corazón, una imagen de la Virgen de Fátima, varios rosarios bendecidos, el libro que esté leyendo en ese momento, y una notita de Alaska en la que me decía...

.....................

Post Data: Mario Vaquerizo es muy distinto de esos ancianos barbados cuyas fotos he puesto. Pero, en la entrevista, he descubierto su buen corazón. En él no todo es fiesta y cachondeo. En su pecho hay un alma que anhela la pureza y santidad de Dios.

sábado, octubre 31, 2020

Chile, por favor, ponte en contacto conmigo

 

Aunque no tengo mucha esperanza, sí que tengo un 0,0001% de esperanza de que algo consiga con lo que voy a decir. Al enterarme de que Chile entraba en una fase de redacción de una nueva constitución, se me ocurrió: ¿por qué no toman en cuenta, parcial o íntegramente, lo que propongo en mi libro La decadencia de las columnas jónicas?

En fin, si me está leyendo alguien que conoce a alguien que, a su vez, conoce a otro que puede influir en esto, que sepa que tengo una constitución recién sacada del horno: crujiente, olorosa, todavía calentita. Está nueva del todo, sin estrenar. Y está lista, para entregar la llave y entrar a vivir. Aquí está el link para descargar el libro:

https://drive.google.com/open?id=1Et2o_YOCz-M9H-Ww-CwTabOhJ29AdVOS

Si alguien me pregunta: “¿Le haría ilusión que una nación tuviera su constitución?”. La respuesta es sí. Algo de ilusión me haría. Padre Fortea, padre de la constitución chilena. Redundante, pero no suena mal.

viernes, octubre 30, 2020

Esto es lo que hay dentro de esos curiosos tejados de las iglesias ortodoxas. No son misiles apuntando hacia Europa, como alguno creía.

 

Hay protestas de algunos, supuestamente, en nombre de la libertad, en contra de los toques de queda y los confinamientos. Todos conocéis mi amor por la libertad y la democracia. Pero esas protestas no tienen ningún sentido. En nombre de la libertad, no.

Podemos discutir civilizadamente cuáles son las mejores medidas. Las más adecuadas (para el virus) y las menos lesivas (para la economía). Pero aquí nadie lucha contra la libertad.

Me pareció muy bien la autocensura de los medios de comunicación para no mostrar imágenes ciertas acumulaciones de cadáveres y ciertos espacios hospitalarios con gente MUY grave llenando las urgencias. Informar no significa tener que mostrar cosas afectan la sensibilidad de cualquier persona normal. (Eso ya se hizo, por consenso, cuando los atentados del 11S.) Las personas moralmente sanas no quieren ver ciertas cosas, y eso es bueno. Hay un pudor natural. Solo individuos moralmente pervertidos pueden querer ver ciertas cosas. En los profesionales sanitarios sí que existe una resistencia interior que se crea con el tiempo hacia ciertas escenas de agonías y cosas similares. Y, aun así, en marzo, en mi hospital, por ejemplo, en la parte donde ya no entraba nadie de fuera, hubo que poner carteles en los pasillos advirtiendo a médicos y enfermeras que si tenían que llorar, lo hicieran, que era natural. La presión fue tremenda. Lo que nunca habíamos visto.

Se veló esa parte a la población, y eso fue bueno. ¿Para qué preocupar y traumatizar todavía más a la población general? Sin embargo, ahora, algunos creen que esto es como una gripe... y se equivocan.

Gracias a un esfuerzo colosal de la investigación médica, el porcentaje de muertes se ha reducido muchísimo. Pero, desgraciadamente, todavía no hay manera de evitar las secuelas, y no pocas (en el corazón, en los pulmones, en el cerebro) son de por vida. Sí, queridos jóvenes que queréis hacer fiestas y salir los fines de semana, las secuelas también afectan a los que tenéis las defensas en perfecto estado.

Esto no es una gripe de la que saldréis fortalecidos. Es un virus destructivo. Yo a mis padres les he dicho que salgan a pasear por el campo por la mañana, un largo paseo, y que, después, se encierren en casa. Se trata de aguantar medio año más, hasta que lleguen las vacunas.

También les he dicho que si ellos quieren, solo si quieren, les iré a visitar en navidad. Pero solo si lo quieren. De lo contrario, sin ningún problema, por primera vez en mi vida, lo celebraré sin ellos.

......................

Agradeceré, sinceramente, sugerencias de títulos (que pueda leer por la Red) que me den a conocer como era la Arabia de la época de Mahoma, cómo fueron sus comienzos. Conozco los datos generales, pero me gustaría sumergirme más en ese ambiente, en esas estructuras sociales y económicas.

Repito, tranquilos. No se me pasa por la cabeza. Es mero interés por conocer.

..................................

Si tuviera tiempo, me gustaría hacer un tríptico al estilo del que ya hice, el nº 40 de este link:

http://scriptoriumfortenianum.blogspot.com/

Pero el que me gustaría hacer me gustaría que estuviera dedicado a los mártires sirios, iraquíes y nigerianos. Qué triste que estemos viviendo una pesadilla como esta a estas alturas de la historia.

Tranquilos, no. Ni se me pasa por la cabeza

 

En los comentarios de hoy, me podéis dar vuestra opinión aquellos que hayáis comenzado a leer mi novela Cuando amanezca la ira. De verdad, que me interesa escuchar vuestras impresiones, aunque no hayáis acabado el libro.

....................

Lo de los asesinatos a cristianos hoy me ha impresionado. No he podido evitar derramar algunas lagrimitas. Me resulta tan increíble ese odio, ahora, en esta época. Alguien que vive en una sociedad como la francesa, en un país tan bonito, y que solo piense en matar, en crear sufrimiento. Qué espantosos últimos momentos de las víctimas. Habían ido allí, al templo, a hablar con Dios sin saber que en cuestión de minutos estarían con Él. Ningún lugar mejor para salir de este mundo que en una iglesia, en la presencia de los santos y los ángeles, con Jesús cerca, en el sagrario.

....................

Un amigo, hace dos días, me preguntó que por qué no escribía una novela como la de Cuando amanezca la ira, pero ambientada en la época de Mahoma. Una novela que nos sumergiera en ese momento del nacimiento del Islam.

Tranquilos, no lo voy a hacer. La razón principal es mi desconocimiento de ese momento histórico y de ese entorno geográfico concreto. Pero reconozco que sería fascinante.

De verdad, me resulta tan tentador. Cuánto me gustaría leer algo así. Pero no, no soy la persona adecuada. Sobre este tema solo puedo aprender, no enseñar.

Ay, ¿por qué me dijo eso? ¿Por qué metió ese veneno en mi cabeza? Ahora ya no puedo dejar de pensar en una novela así.

Pero no, no os preocupéis. Tranquilos. No lo haré.

miércoles, octubre 28, 2020

Manteniendo el equilibrio papal ante las preguntas de avión y documentales

 

Hace unos días, compré una berenjena, una de esas negras que parecen una antigua porra de policía. No os podéis imaginar lo que cunde una berenjena. Yo creo que he estado comiendo berenjena durante una semana. Yo cortaba unas cuantas rodajas y nada, la berenjena no se acababa. Siempre seguía quedando.

La primera vez que cociné una berenjena pensé que se cocinaba igual de rápido que un tomate y cuando la probé vi que estaba dorada por fuera (la hice a fuego rápido) y cruda y dura por dentro. Como ya me había sentado y la había puesto de guarnición a la carne, me la comí, más bien como mortificación. Por alguna razón, me sentó muy mal. Me sentí realmente mal hasta que me fui a dormir. Lo que no sabía es que la berenjena cruda tiene una sustancia que es tóxica.

...............................

Me he comprado un recortador de barba. Cada vez que quería retocarla, el resultado era tan desastroso que me la tenía que afeitar del todo.

Es cierto que me da un aire a san Juan Crisóstomo. Aunque no me cae del todo bien ese santo vehemente.

................................

Ayer fui a comprar al supermercado. Tenía un vale de descuento. Cuando lo presenté al cajero, me hizo reparar en la letra pequeña. Todo el vale estaba escrito en letra pequeña, esa era todavía más pequeña. El descuento era solo para algunas secciones del supermercado. Había comprado muchas cosas, pero ni una de todas esas secciones. Como caducaba pronto, me dijo: No se preocupe, por la compra de hoy, tiene otro vale de descuento.

Le contesté: Pues como sea un descuento en la sección de taxidermia y funeraria, me voy a quedar como hoy.

martes, octubre 27, 2020

A esto jugaban los niños anglicanos. No me gusta nada y eso que yo jugué con este tipo de recortables.

 


Ya os dije, hace tiempo, que estaba leyendo los escritos de la época apostólica. Es decir, los textos que van desde Pentecostés hasta la muerte del último apóstol, más o menos, en el año 100.

He leído la Carta de Clemente, la Didajé, un sermón del siglo II (la Secunda Clementis) y ahora estoy con la Carta a Diogneto (siglo II).

Me ha sorprendido, en esta última carta, la nula comprensión que el autor tenía de por qué Dios mandó sus normas en el Antiguo Testamento. No solo no comprende nada, sino que critica las costumbres judías con muy poca cabeza. Es un texto muy llamativo. Este hombre no comprende ni siquiera por qué se circuncidan los judíos.

Hoy he tenido que leer unas partes de la Carta de Bernabé (también del siglo II). Y dice varias cosas de la fauna que demuestra que ese hombre solo conocía el campo por la televisión, en el caso de que esta hubiera existido. Os pongo tres perlas:

Mas tampoco comerás liebre. ¿Por qué? No serás corruptor ni te asemejarás a los tales. Porque la liebre multiplica cada año su ano, pues cuantos años vive, tantos agujeros tiene.

Mas tampoco comerás la hiena. No serás —dice— adúltero ni corruptor, ni te asemejarás a los tales: ¿Por qué? Porque este animal cambia cada año de sexo y una vez se convierte en macho y otra en hembra.

Mas también tuvo razón de abominar de la ardilla. No serás —dice—tal cuales oímos que son los que cometen, por la impureza, iniquidad en su boca, ni te unirás con las mujeres impuras que cometen la iniquidad en su boca. Porque este animal concibe por la boca.

En fin, y todavía hay algunos que critican mis obras.

lunes, octubre 26, 2020

El nuevo consejo presbiteral de la archidiócesis de Madrid nombrado hoy. Sangre joven y nuevas ideas.

 

Siempre estoy hablando bandas sonoras y de Bach, pero uno de los grandes compositores actuales es un católico muy religioso Arvo Pärt. Sin embargo, a pesar de reconocerle su calidad, la única obra que me ha gustado de él es My heart's in the highlands. Y, sin duda, porque no puedo desligar esa música de La gran belleza:

https://www.youtube.com/watch?v=YJ5nPemkBQw

Ahora bien, hoy un conocido me ha enviado un link con explicaciones de cómo se gestó la banda sonora de La misión. Y sí, esa banda sonora sí que resulta estremecedora. No conocía cómo nació la impresionante parte En la tierra como en el cielo, nunca me había hecho consciente de que es un contrapunto multirrítmico de unir en una melodía la parte que Morricone había pensado para ese momento con la melodía renacentista de oboe del comienzo de la película y poniendo de fondo el coro guaraní que era una melodía independiente.

Morricone no hizo una banda sonora, el productor no hizo una película: todos hicieron historia.

https://www.youtube.com/watch?v=Pb4e-GUv8nA

..............

Hoy he añadido a Biblioteca Forteniana un pequeño opúsculo de treinta páginas titulado Las casas de reclusión eclesiástica. No hace falta decir que se trata de obra menor, mínima. Una recomposición de todas las cosas que llevo dichas sobre el tema desde hace años. Pero si me he tomado la molestia, es por facilitar el trabajo a algún obispo que, algún día, quiera hacer algo como lo que allí se explica o algo parecido.

Pero se trataba de una obra tan menor que no me hacía mucha gracia sacarla a la luz como opúsculo. Las cosas que se hacen con poco agrado se notan. En fin, ese opúsculo poco agraciado es otra de las consecuencias de las acciones del padre Travis de Nueva Orleans.

............

Ayer tuve una larga conversación con una amistad acerca de los distintos territorios sobre los que gobernó la dinastía herodiana. Menudo lío. Que dinastía tan accidentada. Unas veces gobiernan sobre unos territorios; otras veces, sobre otros. Se trata de una situación totalmente frankensteniana, como de un moribundo que siempre acababa reviviendo un poco más. Y los protagonistas son conscientes, pero todos prorrogan un poco más la situación.

domingo, octubre 25, 2020

Presbiterio de la Catedral de Naumburgo

 

Una comentarista me preguntó cómo sería la capilla de la casa de reclusión eclesiástica de la que hablé hace unos días. La describo cómo la haría yo, por tanto, con concreción y subjetividad:

La capilla tiene el aspecto del presbiterio cerrado de la Catedral Naumburgo; cerrado, pero sin techo. Desde fuera de la capilla, los fieles verán esa capilla como un espacio clausurado. Pero, aunque esté clausurado, desde fuera se pueden escuchar los rezos de su interior. Saben que allí hay hombres haciendo penitencia; sin poderlos ver, pero escuchando sus plegarias.

Se puede valorar si, durante las ceremonias, se podría abrir el portón central de la capilla. Pero habrá que pensarlo porque, aunque los de fuera no puedan entrar, permitiría ver de lejos a los que están en el coro.

         La capilla tiene un coro para treinta clérigos, una presidencia con tres sedes, y bancos para diez personas que estén de visita. La disposición de los asientos formará un rectángulo, en cuyo centro habrá un facistol con una impresionante biblia de grandes dimensiones.

         Los sacerdotes irán al coro revestidos con sotana. Los días ordinarios, la presidencia irá vestida solo con sotana. Las fiestas, con roquete y estola. Las solemnidades, con alba y estola, y el que preside con capa pluvial. Cuando haga frío, en el coro, podrán llevar manteo. Y el que lo desee un casquete de lana negro en la cabeza.


Y ahora sigo describiendo otros aspectos de la casa en los que pensé desde que puse aquel post hace unos días:

         Se fomentará el trabajo manual: carpintería, imaginería religiosa, los trabajos de jardinería y el cultivo de los huertos. La jardinería no solo estará en el claustro menor, también dentro de ese edificio se puede fomentar el cuidado de plantas de interior. También será muy adecuado que varios residentes se encarguen de realizar pinturas y de modelar figuras para la catedral en la que están viviendo. Digo modelar porque lo normal será emplear materiales que imiten la piedra.

         Otro trabajo está en la atención de algunos confesionarios de la catedral, labor esta que no será adecuada para todos los residentes, por supuesto. En un principio, pensé en confesionarios empotrados en los muros, de manera que los residentes no tengan que salir fuera de la casa. Pero después me di cuenta de que no es necesario llevar las cosas tan al extremo. Pueden ser vigilados cuando salen, dónde están y cuándo entran.

Otros residentes recibirán, en dos o tres locutorios, a las personas que, sabiendo la naturaleza de esa casa, quieran hablar con ellos. Eso sin contar con que la casa siempre tendrá un cierto número de hospedados que vendrán para pasar un tiempo de retiro espiritual, como cualquier monasterio. Unas veces esos huéspedes serán laicos, pero se fomentará que grupos de sacerdotes realicen allí su retiro espiritual anual.


Una última cosa:

Sería preferible tener un nombre alternativo. El nombre de "casa de reclusión eclesiástica" resulta muy duro para los que vivan allí. ¿Qué nombre sugerís? Mi idea surgió para recluir allí a los culpables en aquellos países en que se permita legalmente un acuerdo entre la víctima y el culpable. La mayoría no permite un acuerdo privado. Sea dicho de paso, Estados Unido, sí. 

Pero como eso no es permitido en casi ningún lugar, esta casa es para clérigos que ya han pagado su deuda penal en una prisión del Estado y que se retiran a vivir allí. ¿Cómo llamar a estos lugares?