lunes, abril 27, 2015

Algunas fotos del evento



Aquí hay alguna foto de mi defensa de tesis. Ya pondré más fotos conforme me las envíen. Hoy después del almuerzo escribiré mi post con algunas impresiones mías sobre ese día y el doctorado. También espero poner algunas fotos más de ese día conforme me las vayan enviando. Porque reconozco que estas fotos tampoco son muy buenas.

Ya soy doctor en Teología


He regresado de Roma. La verdad es que tengo sueño, es de noche, así que tengo que escribir estas líneas con rapidez. Ya soy doctor. Le doy gracias a Dios. Una defensa doctoral dura hora y media. Agradezco a los buenos amigos que vinieran a Roma a acompañarme. Se lo agradezco de corazón. 

También agradezco a aquellas personas, laicos y sacerdotes, residentes en Roma que vinieron a mi defensa. A muchos les saludé, estreché sus manos y con pocas palabras les agradecí el detalle. Les pudo parecer que no me fijé mucho, pero ciertamente que recuerdo quienes estaban y se lo agradezco. 

Fue pura casualidad que la defensa de la tesis tuviera lugar el día de San Jorge, un santo que tanto se ha invocado en la lucha contra el demonio en los exorcismos durante tantos siglos. Después de la defensa hubo una pequeña merienda con sandwiches y pastelitos. Mañana contaré más cosas, ahora el sueño ya me puede.

Pondré fotos del evento. También grabé mi exposición. Dadme un tiempo, estoy recién llegado.

sábado, abril 25, 2015

Sábado















He estado viendo varios vídeos de humanos infectados con rabia. Parece mentira que en pleno siglo XXI tantos miles de personas mueran de esta enfermedad cada año. Evidentemente, los zombies no existen ni han existido ni existirán, pero la rabia es tristemente una enfermedad bien parecida a esa enfermedad de ficción. ¿Cómo es posible que en el mundo existan cosas tan horribles?

viernes, abril 24, 2015

Viernes















He estado viendo varios vídeos de humanos infectados con rabia. Parece mentira que en pleno siglo XXI tantos miles de personas mueran de esta enfermedad cada año. Evidentemente, los zombies no existen ni han existido ni existirán, pero la rabia es tristemente una enfermedad bien parecida a esa enfermedad de ficción. ¿Cómo es posible que en el mundo existan cosas tan horribles?

jueves, abril 23, 2015

Jueves















Me ha dado mucha pena comprobar, una vez más, la total decadencia de un director como Tim Burton al ver su última película Big Eyes. Todos los críticos han sido unánimes. Todos los críticos han sido rendidos admiradores de las grandes obras de ese director, pero esas grandes obras quedan lejos. Desde hace ya demasiados años, no ha producido nada potable.

Yo hoy he acabado de leer El amante de Marguerite Duras. Una gran obra. Como siempre con reparos morales. Pero hace ya tiempo que decidí en este blog hablar de libros y películas por su valor intrínseco, dejando la calificación moral a otros blogs. Es triste reconocer que las más grandes obras del cine y de la literatura del siglo XX tiene escenas deshonestas, contenidos anticristianos o mensajes filosóficos llenos de relativismo.
Pero si sólo pudiera comentar obras completamente puras y ortodoxas, dejaría de hablar de las grandes consecuciones artísticas del siglo pasado y de lo que llevamos.

Pero no todo es inmoral, como se puede comprobar en este vídeo sobre gatos:



La verdad es que si a youtube le quitáramos los vídeos sobre gatos, se quedaría como un árbol sin hojas.

miércoles, abril 22, 2015

Miércoles


Hace pocos días, en una comida con unas personas de Almería, uno de ellos nos contó esta curiosa pregunta y más curiosa respuesta: ¿Cómo como? Como como como.

Creo que pocos idiomas en el mundo, pueden colocar cinco palabras exactamente iguales seguidas y que formen dos frases con perfecto sentido.
Para celebrar este hecho tan notable de nuestro idioma, os comparto este vídeo:



lunes, abril 20, 2015

Fe de erratas


He quitado el link a la la canción que os compartí hace pocos días, porque una persona de Nueva York me advirtió de que la letra de la música estaba llena de slangs que significaban cosas horribles. Yo, como todos los españoles, sé un inglés académico. Desconocemos todos los slangs. De manera que entiendo perfectamente las noticias y los documentales. Pero no suelo entender nada de las películas. 

La letra de esa canción de música tan simpática era tan horrible que no quiero poner aquí ni siquiera el título. Siento haber ofendido vuestros castos oídos, pero os aseguro que no tenía ni idea de lo que iba la canción. De hecho, inocente de mí, pensaba que trataba de un ratoncito. A cambio, os pongo otro vídeo.


domingo, abril 19, 2015

Peón a peón, comenzó a caer algún que otro alfil



















Esta noche, tras la cena, estuve viendo algunos vídeos. La canción Waterloo de Abba que me trae tantos recuerdos, así como algunos intros de las series de Grandes Relatos. Los que hayan nacido antes de los años 70 en España, sabrán bien a qué me refiero.

Algunas de esas series de esa época, los años 70, muestran unos Estados Unidos que eran el indiscutible árbitro del mundo. Occidente se miraba al ombligo pensando que aquella situación no podía más que prolongarse indefinidamente. Jamás de los jamases se les pasó por la cabeza que treinta años después el panorama mundial cambiaría radicalmente.

Con cinco países latinoamericanos en la órbita del bolivarianismo, con el mundo árabe radicalizándose día tras día, con la dictadura china en pos de un dominio global y con Europa en una crisis económica que va camino de durar una generación.

Hemos llegado a esta situación en el tablero geopolítico tras muchos movimientos de fichas. Durante mucho tiempo pensamos que se podían mover las fichas de este ajedrez con inconsciencia, porque las fichas blancas eran innumerables. Pero peón tras peón, las cosas han ido cambiando.

Ayer, por primera vez, me di cuenta de que Internet tal como lo hemos conocido hasta ahora puede cambiar radicalmente dentro de un decenio. El Internet libre del que hemos gozado hasta ahora puede ser visto en el futuro como una especie de Edad de Oro de Pericles que pasó. Muchos pensaron que Internet cambiaría China poco a poco. Pero ha sido China la que ha cambiado Internet dentro de sus fronteras. Eso era lo más difícil, y lo han logrado.


El siguiente paso será controlar Internet fuera de sus fronteras. Lo dije ayer: el que controle los motores de búsqueda controlará toda la Red. Constantinopla cayó, París cayó. ¿Cuándo caerá Google?

sábado, abril 18, 2015

Los ordenadores son así por dentro en realidad

El control de China sobre Internet en su territorio está resultando férreo. Y no sólo eso, sino que cada vez está estrechando más su puño sobre la Red en todo su territorio. De seguir así, su control será perfecto en muy pocos años más. Ya ahora es impresionante.

Lo preocupante es que China pronto estár en condiciones de exigir que se cierren páginas incluso en el extranjero. Esa potencia podrá ir comprando acciones en las más grandes plataformas y podrá exigir a otras que censuren contenidos, sobre todo contenidos críticos que considere perjudiciales.

No sé hasta donde llegará este preocupante camino que se inició hace unos años. Lo que sí que está claro es que China puede contaminar la Red con censura y autocensura, con la compra de acciones o la imposición de sanciones, de un modo mucho mayor de lo que la gente cree.

Ya ahora los políticos de las grandes naciones se autocensuran para no ofender al Gigante. Se equivoca si alguien piensa que Internet podrá seguir campando a sus anchas, indiferente a un ambiente cada vez más enrarecido. Los políticos, las leyes, los consejos de dirección caerán de rodillas si se aplica la presión necesaria.


¿Podemos imaginar un mundo en el que Google esté en manos de un accionariado obediente a Pekín? ¿Podemos imaginar un mundo en el que los vídeos que vemos, los blogs que leemos, estén controlados? Basta con controlar un solo motor de búsqueda, uno solo. Y la gente verá lo que ese motor diga que veamos. 

Controlad un motor de búsqueda y controlaréis el mundo. Controlar a Google es cuestión de dinero, de influencias, de presión. Nadie lo ha logrado ni siquiera ha sido intentado. Pero sólo es una cuestión de tiempo el que un Gigante lo intente. Y desde luego que lo intentará.

jueves, abril 16, 2015

Putin, tierno y duro a la vez: votadle












Cuando me he desayunado esta mañana con el titular de que Grecia andaba en conversaciones con la Gran Madre Rusia para comprar misiles de nueva generación, he pensado, sinceramente, que se trataba del típico rumor periodístico (nunca hay que hacer caso a los periodistas), pero que eso no era verdad. Después he comprobado que era el mismo Ministro de Defensa Griego el que había dicho eso a los periodistas.

Evidentemente, Grecia acabará por no comprar ni uno solo de esos misiles. Porque ahora mismo nadie le fiaría ni medio rublo ni siquiera para comprar una docena de palomas mensajeras acostumbradas a atravesar trincheras. Que el que el gobierno de ese país se permita titulares como ése, demuestra hasta que punto los que están al volante de las cosas a veces tienen menos cabeza que las gallinas de Evasión en la granja.


Alguien dirá que eso se ha soltado en la prensa con la idea de dar una impresión de que hay dinero. Pero el problema es que las cuentas de Grecia están radiografiadas por más ángulos que mi pobre boca en la última veintena de visitas que he hecho al dentista en los últimos meses. En fin, tal vez todo esto sea un simulacro del Olimpo para ver qué pasa si se coloca a una sociedad en modo pánico.

Cuatro israeles que pudieron ser pero no fueron


Cuando visitamos los peregrinos el estado de Israel, olvidamos que pudo haber cuatro israeles que, al final, no fueron.

Pudo haber habido un Israel cristiano. Los judíos en el año 33 (o después) pudieron haber seguido el camino del Evangelio y esa tierra podría haber llegado hasta nuestra época como una tierra cristiana.

Pudo haber permanecido esa tierra, completamente cristianizada, como parte del Imperio Romano de Oriente, con monasterios, obispos, catedrales. Esa Palestina Bizantina se perdió con la invasión musulmana.

La tercera posibilidad fue que el Reino de Jerusalén nacido de las cruzadas se consolidase. De hecho duró desde el año 1099 al 1291. Eso son casi doscientos años que no es poca cosa. Si ese reino hubiera permanecido, la historia de toda esa región podía haber sido muy distinta.

La cuarta posibilidad que tampoco fue, era la de que esas tierras hubieran permanecido bajo mandato británico, como un Protectorado Cristiano. Es decir, que Gran Bretaña hubiera mantenido esas tierras bajo su domino, ejerciendo de árbitro entre cristianos, judíos y musulmanes.


Cada uno de estos israeles tuvo más o menos posibilidades de haber existido. Al final, la Historia siguió el curso que todos sabemos.

miércoles, abril 15, 2015

Ya es miércoles












No soy nada aficionado a la música Electro, pero he encontrado la canción I´m an Albatraoz de una artista llamada AronChupa que verdaderamente me ha gustado. 

Para un aficionado a la música clásica como yo, resulta todo un conseguido ejemplo de música experimental, toda una deconstrucción de los cánones tradicionales en medio de sonidos admirables para los que estamos acostumbrados a la sencilla pureza de los timbres de los instrumentos de una orquesta sinfónica:

Lo siento, he quitado el link a la la canción porque una persona de Nueva York me advirtió de que la letra de la música estaba llena de slangs que significaban cosas horribles.

Pero si yo hubiera tenido un hijo le hubiera dicho: Menos Electro y más Mozart. De lo contrario te salen hijos como Varoufakis. No sé cómo le irá a Varu en su propósito de hundir completamente al país. Creo que iba a pedir indemnizaciones a la Alemania por las invasiones godas del siglo V.

martes, abril 14, 2015

Un verdadero corazón de la fe en mitad de una ciudad

Os pongo dos vídeos de Juan XXIII donde se ve cómo era la ceremonia de imposición de los galeros cardenalicios en esa época.


El clero de nuestra ciudad de Alcalá ha tenido una feliz idea que ya lleva funcionando una semana: la de dar a la gente la posibilidad de confesarse al volver del trabajo justo antes o después de la cena. Y así hay un confesor todos los días en una capilla desde las 21:30 hasta las 23:00.


Esta capilla está situada en el centro de la ciudad, en la Capilla de las Santas Formas en la que hay adoración las 24 horas del día todos los días. Cuando he ido hoy a las 21:30 había más de una veintena de personas orando.

domingo, abril 12, 2015

En mi infancia me gustaba leer en cualquier lado


Comencé a ver por segunda vez La gran Belleza: película densa, arte verdadero, gran guión, gran montaje visual, la música es parte de la película no un añadido. Esta película lo tiene todo. La estaba comenzando a ver a trozos, como hago siempre, pero cuando la he retomado ya no encuentro ni un solo link donde poder ver la película de modo pirata, que es como a mí me gusta.

Este tipo de películas sensacionales pueden tardar un cuarto de siglo en a aparecer en la parrilla de la televisión. Un chihuahua en Hollywood puede aparecer una vez al mes en diferentes canales, pero las grandes películas, las buenas de verdad, esas ya puede uno esperar sentado.


Esa película es una descripción de nuestro paganismo, de los excesos orgiásticos de los patricios del siglo XXI. Lo que lamento en esta obra es que la descripción de la religión es burda, de brocha muy gorda, panfletaria. Sea dicho de paso, de este director me gustó Il Divo (con moderación) y no pude acabar de ver Viva la Libertad (una pobre película). 

sábado, abril 11, 2015

Conversaciones telefónicas con un océano de por medio


En la última conversación acerca de Summa Daemoniaca e Historia del Mundo Angélico, me di cuenta de que el primer libro es, geométricamente hablando, un laberinto, mientras que el segundo es una circunferencia. La primera obra explora la complejidad, la segunda se centra en la simplicidad.

Un libro tiene como protagonistas a los demonios, aunque hace desear a Dios mencionándolo poco. El otro quiere tener como protagonista a los ángeles, pero el gran protagonista es Dios.


Summa Daemoniaca describe más el objeto infernal, el segundo trata de profundizar más en la psicología. Historia del Mundo Angélico indaga en la mentalidad del Diablo: Lucifer acaba creyendo que Dios no es Dios, y acaba él mismo creyéndose que es Dios sin ser dios.

viernes, abril 10, 2015

El ajedrez practicado dentro de la Iglesia


Escribo este post en dos partes. La primera la escribí ya hace unas semanas. Hoy he decidido completar ese post:

1ª parte
Una cosa es el alma y otra la Iglesia. Obedecer, aceptar la realidad, mostrar respeto hacia el orden episcopal en la Iglesia es algo muy bueno para el alma: bueno, provechoso y edificante.

Ahora bien, para un jugador de ajedrez como yo (siempre después de la cena) está claro que no da lo mismo un movimiento de fichas que otro. Cada movimiento tiene efectos. Cada estrategia conlleva consecuencias.
Dejando aparte aquellos que no tienen estrategia ninguna, que los hay, lo normal es tener un cierto plan a largo plazo. Y esos planes, esos propósitos, llevan a lugares distintos.

Lejos de mí el pensar que da lo mismo lo que se haga en el gobierno de Iglesia porque, al final, Dios lo arregla todo. Dios interviene cuando quiere, como quiere y en la medida que quiere.

La Historia de la Iglesia hubiera sido radicalmente distinta de haberse tomado otras decisiones, otras medidas, otras estrategias. Todos los males eclesiales que padecemos ahora son resultado de malas decisiones.

2ª parte
Decisiones que se acumulan y combinan desde hace siglos. Todos los males eclesiales que padecemos si nos retrotraemos tienen un culpable con nombre y apellidos. Unos pecaron por maldad, otros por debilidad, otros por poca inteligencia.

Pero lo cierto es que una partida entera se puede perder por un peón mal colocado. A veces me hace ilusión pensar que la mano colocada para mover las fichas sabe lo que está haciendo. Ciertos titulares de prensa, ciertas condenas vaticanas, me indican que un cierto número de movimientos sobre el tablero se rigieron en base a la sinrazón.


Pero yo no sufro: contemplo la gran partida, esa partida formada por muchas partidas. No sufro tal vez porque hace muchos años que comprendí las reglas no escritas del juego. Vanidad de vanidades, todo es vanidad.

jueves, abril 09, 2015

San Nicolas el milagroso


Sabéis que me encanta el ajedrez. Si no fuera porque en el tablero hay millones de seres humanos, os aseguro que los movimientos de la partida griega la sigo paso a paso con el mayor de los intereses. Desde un punto de vista meramente ajedrecístico, este tipo de agonías resultan interesantísimas. Cuanta mayor es la desesperación, mayor es el índice de irracionalidad de los desplazamientos de las fichas. Además, hoy Grecia; mañana, España.

Cuando Putin niega que Tsipras haya pedido ayuda económica en su viaje a Moscú ayer, me pregunto si habrá un solo sujeto en todo el planeta que haya creído tal afirmación. Aunque muy mal tienen que estar las cuentas rusas, para que no le haya dado al menos algo, como testimonio, como regalo, como prueba de buena voluntad, como la botella de vino que uno lleva a una cena: ¡algo, al menos algo!

Lo llamativo es eso, que le haya hecho gastar la gasolina para ir a casa de Putin total para decirle que al heleno que le quiere, que le tiene siempre en la mente, que le ha robado su corazón y que siempre estará a su lado. ¿Y el dinero? Ahora no tengo suelto, llámame más adelante, me coges en un mal momento, ya sabes que te quiero, amigos para siempre.

Incluso yo que sabía lo mal que estaban las arcas rusas, me he sorprendido ante la evidencia de la pobreza rusa. Lo más elegante era decir eso a la prensa: Tsipras no me ha pedido dinero. Rusia puede dárselas de superpotencia, pero España y Portugal juntas tienen un PIB casi igual al de toda Rusia.


Lo más gracioso es que Putin le ha regalado un icono a Tsipras, el icono de San Nicolas el milagroso. Si no llega a ser porque se lo ha regalado en medio de la más absoluta seriedad, todos hubiéramos pensado: encima recochineo.

miércoles, abril 08, 2015

El Pueblo de Grecia: la necesidad de afrontar los efectos de las propias decisiones


Es curioso, si tuviera que escribir un manual del perfecto antinegociador, creo que no encontraría mejor ejemplo que el del nuevo gobierno griego.
Primero la ofensa al enviado de la Troika, con rueda de prensa para decir delante de todos los medios y sin saberlo el otro que no iban a reconocer a la Troika como interlocutor y que tampoco iban a pagar. Todavía recuerdo la cara de sorpresa del flemático enviado de la Unión.

Después la pérdida de un tiempo precioso durante las negociaciones. El tiempo apremiaba, se echaba angustiosamente encima, y ellos tan tranquilos negociando y negociando sus condiciones que no las aceptó nadie.
El siguiente capítulo fue pedir compensaciones a Alemania por la Guerra Mundial: el mejor camino para enfadar a toda una nación. Aquello era imposible que consiguiera ni un euro más. Enfadar para nada.

Por último el acercamiento a Rusia que, como todo el mundo sabe, está totalmente arruinada. Un régimen ruso al que la Unión Europea está aislando tras invadir tres países en los últimos años. El acercamiento a Rusia para pedir dinero es el menor de los errores. Qué más deseariamos todos que el dinero apareciera, viniera de donde viniera.

Pero Rusia no puede dar lo que no tiene. Aunque, por motivos de imagen, Putin dará 10.000 millones de euros, quizá 20.000. Pero más no. Dará lo justo para dar la impresión de gran potencia. Después dejará caer a Grecia, porque Putin sabe que, des-gra-cia-da-men-te, ese país está condenado a la ruina, a una pobreza terrible, a la bancarrota.


Cuánto sufrimiento le espera a tanta gente inocente. Pero la gente también es responsable. Los griegos pudieron elegir entre partidos más responsables o un partido máximamente irresponsable. Y tomaron la decisión. Ahora son gobernados por quienes ellos han decidido. Los políticos siempre dicen que el Pueblo nunca se equivoca. Este blog lleva años repitiendo que el Pueblo ya lo creo que se equivoca.

martes, abril 07, 2015

En la foto, el padre Fortea escribiendo su primer post: sobre el odio al pescado con espinas


Perdonad que os he dejado desasistidos durante dos días. Al ver que no había posts dos días seguidos, algunos habrán pensado que quizá había muerto. No, tranquilos, todavía no. Por lo menos no me he muerto del todo. Poco a poco, sí.

La razón de esto es que tuve una avería en Internet. Yo pensé que Internet era para toda la vida, algo inamovible, como el agua que sale del grifo. Pero no, parece ser que se trata de una materia sujeta a averías.

Y como no estaba conectado no os pude contar que ayer estuve en Toledo, en la misa mayor con el arzobispo: sublime. El órgano, los canónigos, la grandeza de la liturgia, la catedral, todo. Ni la visita de mis padres. Yo creo que fue su sopa de apio la que me revolvió el estómago. Digo estómago por decirlo de un modo elegante, aunque los problemas tuvieron lugar más al sur. Lo peor es que estaba dando un paseo con un amigo ortodoxo de Estados Unidos y tuve que regresar a mi casa a toda velocidad.


Pero salvo ese incidente e internet, todo bien, ya es primavera. El sol luce y todo es perfecto.

domingo, abril 05, 2015

Feliz Domingo de Resurrección

En este link podréis encontrar el sermón de hoy, el de la Vigilia Pascual en mi convento, así como todos los de esta semana santa:


En esta ceremonia reconozco que he tenido muchos fallos. He desafinado varias veces en el canto del pregón pascual, he rezado el Credo, olvidando que después venían las renuncias bautismales. Estos y algunos otros más me han hecho comprobar, una vez más, mis propias limitaciones.

Mañana me espera un encantador paseo por Toledo con un amigo. Participaré de la misa mayor de esa gran catedral.

Mi revisión de las 300 páginas del libro que estoy escribiendo sobre San Pablo está a punto de acabar. La próxima semana seguiré, Dios mediante, escribiendo páginas nuevas.

Tengo una sensación triste al acabar esta cuaresma. Pienso en lo que podía haber sido y no ha sido. En los propósitos que podía haber llevado a cabo y que libremente no he hecho.


Hoy no os pongo una imagen religiosa, me conformo con arrancaros una sonrisa con la foto de un niño.

sábado, abril 04, 2015

Viernes Santo













Este viernes santo, tras acabar la liturgia de la Pasión del Señor, he reservado los copones del convento en una estancia del monasterio. Esa pequeña estancia simbolizará la cámara del sepulcro de Cristo. La abadesa no sólo ha cerrado con llave la puerta, sino que también han corrido un gran arcón delante de la puerta simbolizando la piedra que pusieron delante.

Y este año incluso hemos hecho algo más: hemos sellado la puerta lo mismo que los sacerdotes del Templo sellaron la piedra del sepulcro. Un cordón va de la puerta a una argolla de la pared, y un sello une los dos extremos de ese cordón. 

No es un sello de lacre, sino uno más grande de otro material que semeja más los sellos antiguos de la época de Cristo.


Delante de toda la comunidad en torno a esa puerta, solemnemente he impreso con los moldes metálicos las marcas claras y nítidas en ambos lados de ese material blando.

jueves, abril 02, 2015

Aquí os ofrezco más sermones para vuestra meditación en los últimos días de la Semana Santa:

Una sugerencia de reforma de la liturgia del Jueves Santo en las catedrales


Después de darle muchas muchas vueltas al tema de cómo se podría reformar la celebración de la Cena del Señor el Jueves Santo, creo haber encontrado una idea que me satisface. Por supuesto que todo esto son ideas. Sólo la Congregación para el Culto Divino puede modificar lo que está mandado. Yo doy ideas, pero soy el primero en obedecer hasta la más pequeña rúbrica del misal. Pero como no está prohibido dar ideas, las doy.

Lo que tengo claro es que una misa tan especial como la del Jueves Santo debería tener elementos específicos que la hicieran única. No conviene que sea una misa como la de cualquier día a la que se le ha añadido el lavatorio.

La liturgia que propongo sólo se podría hacer en las catedrales. En el resto de iglesias, las cosas seguirían como ahora. En los grandes templos, en los que haya doce presbíteros, el obispo podrá dar permiso para celebrar esta liturgia.

El obispo y doce presbíteros llegarán al coro de canónigos de la catedral y allí tendrá lugar la liturgia de la Palabra. El obispo y los doce presbíteros (o algunos de ellos) irán revestidos con capas pluviales. El resto del clero irá con alba y estola o traje coral.

Acabado el sermón, se desplazarían al lugar donde se habrá colocado una amplia mesa cubierta con un mantel blanco. En algún lugar del recorrido entre el coro y esa mesa, tendrá lugar el lavatorio. Puede realizarse en alguna capilla de la catedral.

Para el lavatorio, los doce se despojarán de todas las vestiduras quedándose sólo con el alba y el cíngulo. Incluso el obispo ni siquiera llevará el pectoral o el solideo. Dos diáconos le ayudarán con la palangana y la jofaina.
Acabado el lavatorio irán a la mesa de la Última Cena. La mesa, situada sobre un estrado, estará colocada en otra capilla, la cual representa el cenáculo. Parte de la gente cabrá en la capilla, parte la seguirá desde fuera.
La mesa será de la altura normal de una mesa y estará cubierta por un mantel blanco.El obispo se sienta a la mesa vestido con el alba, únicamente lo mismo que los doce presbíteros. El obispo no llevará ni estola ni cruz pectoral ni anillo ni solideo. En torno a la mesa, sólo estarán los doce y el obispo. El resto del clero podrá colocarse más abajo y más lejos, formando una corona en torno a esa mesa, pero claramente separados.

Después de la consagración, hará un pausa, pero no hace una genuflexión porque está sentado, lo mismo que los doce. Al llegar al canon, pero antes de la doxología, él y seis presbíteros bajan del estrado y mirando hacia el altar son ayudados a colocarse todas sus vestiduras litúrgicas. Con sus vestiduras, se situan frente a la mesa. Después los otros seis presbíteros bajan y se revisten con la estola y las casullas. Así las especies no quedan solas en ningún momento sobre la mesa.

El obispo y un diácono, ambos con paño humeral, toman la patena y el cáliz y se dirigen al altar mayor de la catedral. Sobre el altar, recita la doxología sin quitarse el paño humeral. La doxología la recita antes de dejar las especies sobre el altar, pero colocando esas especies sobre el altar. Si en la mesa, los trece han estado sentados de cara al Pueblo; en la doxología, los trece están de pie de espaldas al Pueblo. En la primera parte se resalta la idea de cena; en la segunda parte, la idea sacrificial.

La liturgia proxigue como en cualquier otra misa.

Esta liturgia resaltaría la idea de ir (ascender) al cenáculo. Digo ascender porque los Apóstoles subieron al monte Sión donde está Jerusalén para la Última Cena. En la catedral, se ascendería al presbiterio de alguna capilla. Esa capilla no sólo refuerza la imagen de lugar físico del cenáculo y de la cena, sino que es un recuerdo de la simplicidad que tuvo esa primera eucaristía. Después, los doce y el obispo se revisten, se revisten para adorar, para el sacrificio litúrgico que tendrá lugar sobre el altar. El traslado de la capilla al altar mayor, recuerda el traslado desde el cenáculo hasta el monte calvario. De la cena se pasa a lo sacrificial.

Con esta liturgia se incide en el mensaje de que ésta no es una misa más, sino la misa que especialmente recuerda la primera eucaristía en toda su simplicidad.


Unos últimos detalles, el vicario general hará la figura de Pedro, colocándose al lado del obispo. En la sacristía, el obispo le entregará una llave grande que colgará de su cíngulo. 

Por suertes, otro de los doce presbíteros llevará colgando una bolsa con treinta monedas. Ese sacerdote representará a todos los malos sacerdotes que tanto daño han hecho en la Historia de la Iglesia. Lo representará porque es una enseñanza para todos los fieles. también ahora los malos sacerdotes están en torno al altar y hay que rezar por ellos para que su final no sea el de Judas Iscariote.

Hoy hemos tenido la misa crismal


Por si alguien quiere venir, mañana (Jueves Santo) a mi iglesia, la celebración de la Cena del Señor será a las 18:00

Dirección: Convento de Santa Úrsula, calle Santa Úrsula 3, Alcalá de Henares. La entrada a la iglesia es en otra puerta situada a unos metros del nº 3.

Una cosa a la que le he dado vueltas, desde hace varios días, es que en las liturgias catedralicias la celebración de la Cena del Señor el Jueves Santo debería tener elementos más específicos que la mera celebración de una misa con un lavatorio de los pies.

Le he dado vueltas y más vueltas, y no se me ocurre nada. Pero esa celebración, única en todo el año, pienso que debería tener elementos litúrgicos igualmente únicos, como sí que ocurre en las celebraciones del Viernes y de la Vigilia Pascual.

Hoy hemos tenido la misa crismal. Hemos comido todos juntos, casi 80 sacerdotes. El primer plato relativamente correcto. El segundo buenísimo, como en los años anteriores. El postre (sea dicho con toda caridad) francamente mejorable. Todos los años ese restaurante nos da esa tarta horrible que me dan ganas de echarla a los patos del río Henares.


Una última cosa, teclead en la barra de direcciones: com.google

miércoles, abril 01, 2015

El ajedrez eclesial


Una cosa es el alma y otra la Iglesia. Obedecer, aceptar la realidad, mostrar respeto hacia el orden episcopal en la Iglesia es algo muy bueno para el alma: bueno, provechoso y edificante.

Ahora bien, para un jugador de ajedrez como yo (siempre después de la cena) está claro que no da lo mismo un movimiento de fichas que otro. Cada movimiento tiene efectos. Cada estrategia conlleva consecuencias.
Dejando aparte aquellos que no tienen estrategia ninguna, que los hay, lo normal es tener un cierto plan a largo plazo. Y esos planes, esos propósitos, llevan a lugares distintos.

Lejos de mí el pensar que da lo mismo lo que se haga en el gobierno de Iglesia porque, al final, Dios lo arregla todo. Dios interviene cuando quiere, como quiere y en la medida que quiere.


La Historia de la Iglesia hubiera sido radicalmente distinta de haberse tomado otras decisiones, otras medidas, otras estrategias. Todos los males eclesiales que padecemos ahora son resultado de malas decisiones. 

martes, marzo 31, 2015

José María Martín Patino SJ: un análisis crítico


Ayer domingo apareció el obituario de José María Martín Patino, jesuita. Vivió en el ojo del huracán de la mayor tormenta iconoclasta de la historia de la Iglesia Católica en España provocada desde el seno del mismo clero. Pero estoy seguro de que él y Tarancón no tuvieron nada que ver.

Desde el anuncio del Evangelio en tierras de Hispania, nunca como en los años 70 se vivió un terremoto de autodestrucción de la ortodoxia como entonces. Pero estoy seguro de que él y Tarancón no tuvieron nada que ver.

Aquello no tenía nada de modernización de la Iglesia. Fue destrucción pura y simple. Destrucción de los templos (materialmente hablando), de los bienes sagrados de su interior (época dorada de los anticuarios), de la liturgia, de la ortodoxia, de la moral, del orden eclesial, de la reputación del sacerdocio. Pero estoy seguro de que Tarancón y Patino tenían la mejores y más altas intenciones.

La Iglesia Anglicana se halla inmersa en un proceso de modernización, pero desde el orden, desde el respeto al orden jerárquico, desde el estudio de los Santos Padres y las Sagradas Escrituras. Podemos estar o no de acuerdo con sus conclusiones. Nos puede parecer bien o no el enfoque que ellos han tomado. Pero se ha hecho con orden y sin dinamitar el pasado. La revolución de tantos curas católicos de los años 70 no tuvo nada de modernización, sino de destrucción pura y dura. Pero estoy seguro de que Patino y Tarancón sólo buscaban el amor.

Fue una época de dictadura teológica en los seminarios y de purgas inmisericordes entre los candidatos al sacerdocio. Expulsión si uno era seminarista. Jubilación si uno ya tenía un puesto. Pero Patino y Tarancón eran tolerantes, seguro de que a pesar de estar en el puente de mando no tenían nada que ver con esos brumarios teológicos.

Patiño se esforzó mucho por reconciliar a las dos Españas. Ese cuento chino no merece ni una palabra ni siquiera de ironía. No diré nada acerca del entreguismo de ciertos elementos del clero hacia unas izquierdas empeñadas en sembrar la confrontación y el anticlericalismo que ahora sufrimos. Las derechas tenían un gran complejo de culpabilidad: todos tenían que hacerse perdonar, todos querían demostrar que eran más progresistas que el vecino. 
No entiendo qué puentes tendieron Patino y el resto de los antimacabeos.

El presente que ahora sufrimos es fruto directo de las causas que se pusieron y permitieron en una época en la que la Iglesia todavía contaba. La acción y la omisión nos han llevado adonde ahora estamos.

domingo, marzo 29, 2015

Mi Domingo de Ramos



















Esta foto es de la catedral con las puertas cerradas, antes de abrirla para que entrara la procesión del Domingo de Ramos con el obispo, sacerdotes, diáconos y miles de fieles.

Yo estaba dentro por culpa de hernia discal. Esas procesiones en las que hay que estar de pie, casi sin andar, durante hora y media o más me resultan ya totalmente contraproducentes. Así que opté por esperar dentro.

En la foto se ve a don Manuel y Antonio uno de los sacristanes de la catedral. A don Manuel le conozco desde que era un jovencísimo cura vecino mío de mi primera parroquia. Un hombre bueno, piadoso, honesto, responsable y que, desde que se entregó al servicio de la Iglesia, no ha buscado otra cosa que servir a la Iglesia. En la foto tiene cara de asceta, mientras que yo la tengo de rollizo teólogo. Bien es verdad que borré una foto anterior en la que salía él una cara mucho menos favorecida.

Estuve confesando en la catedral durante la misa. Estos días hay muchas confesiones. Por la tarde tuve mi propia celebración en el convento del que soy capellán.


Mañana tengo dentista y trabajaré en mi novela sobre San Pablo. Qué bonita es la primavera. Me he dado un paseo tras la comida y los prados con flores bajo el cielo azul estaban impresionantes.

sábado, marzo 28, 2015

Cuando veíamos Grandes Relatos allá por los años 70


Hace un par de semanas tuve una noche de insomnio provocada por comer un buen plato de legumbres a la hora de la cena. Después de dar muchas vueltas en la cama, decidí ocupar el tiempo en algo. La verdad es que, aunque no pudiera conciliar el sueño, estaba cansado y no sentía ningún impulso por ponerme a trabajar a las tres de la mañana.

Me acordé de que en mi infancia había un espacio televisivo a las diez y media de la noche que se llamaba Grandes Relatos. Así que encontré el listado de todos las series que compusieron ese programa y vi los intros de Hombre rico, hombre pobre; Capitanes y reyes, Poldark, Yo, Claudio; Raíces y muchos otros.


Yo era tan niño que ni comprendía muy bien los argumentos. Pero ya entonces sabía distinguir entre una serie con gran presupuesto de una serie de mala muerte. Sorprendentemente, no parece ésta que sea una carácterística que acompañe a todos los televidentes.