sábado, marzo 28, 2015

Cuando veíamos Grandes Relatos allá por los años 70


Hace un par de semanas tuve una noche de insomnio provocada por comer un buen plato de legumbres a la hora de la cena. Después de dar muchas vueltas en la cama, decidí ocupar el tiempo en algo. La verdad es que, aunque no pudiera conciliar el sueño, estaba cansado y no sentía ningún impulso por ponerme a trabajar a las tres de la mañana.

Me acordé de que en mi infancia había un espacio televisivo a las diez y media de la noche que se llamaba Grandes Relatos. Así que encontré el listado de todos las series que compusieron ese programa y vi los intros de Hombre rico, hombre pobre; Capitanes y reyes, Poldark, Yo, Claudio; Raíces y muchos otros.


Yo era tan niño que ni comprendía muy bien los argumentos. Pero ya entonces sabía distinguir entre una serie con gran presupuesto de una serie de mala muerte. Sorprendentemente, no parece ésta que sea una carácterística que acompañe a todos los televidentes.

No hay nada como tener a Putin como vecino


Me gusta tan poco la danza o cualquier tipo de baile, que preferiría ver llover a tener que ver un espectáculo de danza o similares. Pero el vídeo que os pongo hoy es una excepción, me parece fascinante:


La canción es una reinterpretación de una canción folclórica georgiana. El resultado es formidable. Al director habría que darle un premio. Nunca había visto un dominio del tiempo de la cámara como aquí. Del tiempo y del movimiento de ésta. Eso sí toda la parte moderna del vídeo sobra del todo.

Pobres georgianos, también ellos sufrieron los tanques de Putin. Ese amante de la paz que es Putin sigue ocupando desde 2008 dos regiones de ese país independiente.

Me admira como algunos comentaristas católicos se lanzan en brazos de Putin por ciertas declaraciones de éste a favor de posiciones cristianas. El día que un obispo ruso critique a Putín se enterará de quien es Vladimir Putin. Los obispos lo saben y ninguno hace la más pequeña crítica ni la más mínima.


El vídeo es magistral, pero lo que hubiera sido realmente viral hubiera sido que la república de Georgia me hubiera contratado para bailar en medio de esa boda rural.

viernes, marzo 27, 2015

jueves, marzo 26, 2015

Otra forma de leer libros


Una persona que prefiere seguir en el anonimato ha hecho una lectura de Historia del Mundo Angélico, la ha grabado y la ha colgado en youtube. No es una lectura hecha por un programa de ordenador, sino una lectura viva:



En seis horas de lectura recorre todo el libro. Me parece admirable. Se trata de una voz agradable, nítida, relajante. En fin, mis más sentidas felicitaciones por el resultado.

martes, marzo 24, 2015

Ritos, rituales y liturgias II


Sigue de ayer. Pero veo grandioso el plan del Espíritu Santo inspirando, suscitando y formando diversos ritos en la Iglesia. La Santa Iglesia da más gloria a Dios poseyendo varios ritos que si todo se redujera a uno solo. No sólo eso, sino que es una mayor riqueza que en el rito latino existan una forma ordinaria y otra extraordinaria.

También he dejado clara mi preferencia por la liturgia del Vaticano II. Pero la forma extraordinaria es un tesoro que enriquece a la Iglesia.


En esta forma de ver y comprender los distintos ritos hay toda una enseñanza por parte de Dios: un amor por la diversidad, una enseñanza a no ser rígidos, sino flexibles, un modo de entender a la Iglesia que no es cuadriculado, sino rico como la naturaleza.

Cuánto me gustaría ver una misa en el desaparecido rito celta o una eucaristía de San Pablo. En el Cielo (Dios así lo quiera) participaremos en liturgias mucho más grandiosas que las de la tierra.

Ritos, rituales, liturgias


No pocas veces aquí he dejado constancia de lo mucho que me gustan las liturgias orientales. Ahora bien, sentimentalmente me siento una sola cosa con el rito latino. Las excursiones por otros ritos católicos me han hecho comprender y amar más el mío propio.

Mi formación, mi sentimiento, mi historia, mi amor por el gregoriano, por la polifonía, todo confluye al unísono para que yo ame el rito romano. Rito éste que, a veces, lo vivo (imaginariamente) como algo gótico, medieval, occidental; a veces, como algo primitivo, perteneciente a las primeros siglos, a las basílicas antiguas; a veces, no me resulta difícil imaginarme ese rito celebrado por los jesuitas de las misiones del Paraguay, o a los monjes de Cluny.

En el rito romano de la misa, me siento conectado a todas las épocas, unido a toda la universalidad de las regiones del orbe. Incluso las vestiduras litúrgicas que más me gustan son las occidentales. No hago de menos a nadie, simplemente dejo constancia de que entre todos los ritos hay uno que toca incomparablemente más mi corazón y en el que mi mente se siente más a gusto para contemplar las verdades divinas.

lunes, marzo 23, 2015

Bach y los espacios góticos


La complejidad de la música de Bach es algo fascinante. Este vídeo ayudará a comprender hasta qué punto su música es un impresionante alarde de técnica compositiva:



Desde luego, estar en una catedral gótica y escuchar en mitad de la celebración una pieza de órgano de este autor es algo que me emociona. En esos momentos, en mi alma se produce una unión entre liturgia, música y oración que resulta difícil expresar con palabras.

Me gusta la foto que hoy os comparto por la impresión de blancura (y de pureza, por tanto) que ofrecen estas vestiduras litúrgicas. Aunque como sospecharéis por lo que he dicho antes, por más que me gusten las liturgias orientales, mis favoritas (mis absolutamente favoritas) son las liturgias del rito latino en una catedral gótica escuchando a Bach en el órgano.

Al lado de todo esta belleza, el movimiento hippie me recuerda a las polillas revoloteando alrededor de una farola de mala muerte.

sábado, marzo 21, 2015

Y Dios dijo: Hágase Bach


La foto está tomada después de una cena agradabilísima con unos amigos. Ah, cuantas risas y qué bien me lo pasé. Este tipo de cenas son las cosas que recuerdo como momentos verdaderamente felices. Encima el restaurante era muy bueno (=caro). 

Eso fue hace una semana, esta noche estaba escuchando el comienzo de la cantata de Bach WIR DANKEN DIR GOTT, WIR DANKER DIR (BWV 29) que se traduce por Te damos gracias, Dios, te damos gracias. Os pongo el link de esa música que es un don de Dios para los hombres. Y sólo para los muy melómanos os doy mi opinión acerca de otras versiones de la misma obra. El resto de lectores no tan entusiastas de Bach podrán pasar al final del post directamente, dejando de música de fondo el primer link:

Para mi ésta es la mejor versión de esta pieza. La más brillante, la más llena de fuerza, la más dinámica, llena de alegría de vivir:

Esta versión es más pesada, con una pesadez que no le añade solemnidad:

Esta versión está falta agilidad y es menos hábil en la ejecución:

Está muy bien, pero por debajo de la primera versión:

Me gusta mucho más la primera versión, pero reconozco que la lentitud del tempo ofrece una nueva lectura de la misma obra, una lectura más melancólica, más triste:

Cada vez que el mundo me hace perder la ilusión, cada vez que compruebo el triunfo de la mediocridad, sólo tengo que poner a Bach: es un soplo que viene de las regiones más altas. Esa música es la prueba de que el hombre (con la ayuda de Dios) puede sobreponerse a toda ruindad y triunfar contra todo desánimo.

La obra de Bach es un mundo. Un mundo que un ser humano podrá recorrer una y varias veces, pero que difícilmente una pobre mente humana podrá recordar. Y así, una y otra vez, encontrará en ese mar de música una y otra partitura que había olvidado, magistral, suprema, con notas que parecen bajadas del mismo cielo.

Bach ha triunfado. Ha triunfado todo lo que podría triunfar. Las masas seguirán su deriva hacia los mil abrevaderos del ancho mundo. Pero el triunfo de Bach es su obra, su propia obra es su triunfo.
         

La catedral de San Abán (8ª parte)


Hoy creo que es el último post sobre esta idea a la que tantas vueltas le he dado durante los últimos meses. Con este post, como con tantos otros anteriores, queda clara mi opinión de que una catedral es mucho más que una iglesia más grande o simplemente la iglesia donde el obispo va con más frecuencia.

Una catedral tendría que ser un foco de vida sin igual en toda la diócesis. El gran templo por antonomasia de toda la diócesis. tendría que ser un lugar sacro cualitativamente distinto del resto de templos: en lo material, en lo litúrgico y en la abundancia de clero presente.


Nuestras catedrales hoy día son museos más o menos vivientes. Podríamos hablar de la muerte de las catedrales. 

jueves, marzo 19, 2015

La catedral de San Abán (7ª parte)


Las distintas edificaciones se irán colocando alrededor de la catedral. En el fondo, estas edificaciones serán los muros de la catedral. Estas edificaciones serán las siguientes.

-La residencia del clero catedralicio: Al principio, estará formado sólo por tres sacerdotes. Dado que al comienzo habrá muy poco trabajo en la catedral que todavía no se habrá acabado del todo, este clero estará formado por el párroco y dos sacerdotes que serán capellanes de otros lugares.

-La residencia del obispo: Es muy importante que el obispo viva en la catedral para que participe lo más frecuentemente que sea posible de los oficios.

-La curia diocesana: Se irán trasladando allí las oficinas. De manera que sus trabajadores podrán enriquecer con su presencia activa las distintas liturgias catedralicias.

-Una residencia de sacerdotes ancianos: Estos sacerdotes organizarán turnos de confesionarios y rezarán en el coro las horas canónicas. La residencia también admitirá ancianos laicos. Dando preferencia de admisión a los que sean muy religiosos, para que así también ellos puedan beneficiarse de los actos de la catedral.

-Los dos monasterios benedictinos: Se fomentará por parte de la diócesis la creación de un monasterio diocesano benedictino para frailes y otro para monjas. Si, al final, sólo se logra que uno tenga cuatro frailes y el otro seis monjas, no pasará nada. Lo importante es tener ese carisma en la diócesis, aunque sean pocos. Y si están en la catedral podrán enriquecer todavía más la vida de la catedral.

Con todo este clero, los religiosos y los laicos colaborando la catedral podrá florecer con una gran vida litúrgica.
La parte que habrá que ir construyendo según las necesidades será la de la cripta. Se favorecerá que la gente puede enterrarse en la cripta o, al menos, traer las cenizas para que reposen en sus columbarios. Éste es el penúltimo post sobre este tema de la catedral.

miércoles, marzo 18, 2015

La catedral de San Abán (6ª parte)


Los tres ábsides sí que estarán techados. Sobre la plataforma que habrá sobre ellos, se colocará una pequeña capilla elevada: el Tabor de la catedral. Esta capilla estará sobre los ábsides pero sin llegar al techo. Será un lugar de recogimiento para los que vayan a orar allí sin distracciones.
La última parte del interior de la catedral sería una especie de ábside al estilo de la capilla de San Eduardo el Confesor en la Abadía de Westminster. Esa capilla elevada haría las veces de lugar de adoración del Santísimo Sacramento. Los que entrasen allí lo harían sólo para adorar, no permitiéndose el turismo.

La catedral entera estaría rodeada por un muro de, al menos, cuatro metros de altura que enmarcaría el jardín que rodearía a todo el templo. Un jardín sencillo que consistiría en un sendero rodeado de cesped. El muro exterior y las paredes de la catedral (hasta cuatro metros de altura) estarían cubiertas por hiedra.

Este jardín minimalista sería el complemento ideal para los que en la catedral hicieran retiros espirituales. Sería un lugar de oración o de charla de laicos con clérigos paseando. Por supuesto, el proyecto ya contemplaría que varias edificaciones (que se harían en un futuro lejano) se dispondrían para formar un gran claustro románico. Seguirá mañana.

martes, marzo 17, 2015

La catedral de San Abán (5ª parte)


Del vestíbulo se pasaría a la zona más amplia de la catedral, pensada para misas con mucha asistencia. El altar estaría elevado en el centro y no habría ningún obstáculo visual. Los pilares metálicos a unos ocho metros de altura se elevarían como pesadas y gruesas columnas de una catedral románica. Parecería que están suspendidos en el aire. Daría la sensación de una catedral cuyos pilares están cortados a la mitad.

En esa zona cuadrada de la catedral, estaría situado en un extremo el coro de los canónigos. En el coro es donde se tendría lugar la liturgia de la Palabra. Una ejemplar de gran tamaño de la Biblia, como un libro coral, estaría situado en el centro del coro entre las bancadas. Allí también estaría la sede del obispo en el centro de la cabecera del coro. Desde ese lugar, el obispo daría la homilía. Allí se rezaría el Credo y se rezarían las preces. De allí se pasaría al altar central para la liturgia eucarística.

La tercera parte de la catedral sería una reproducción de tres ábsides catedralicios románicos. La catedral acabaría en tres naves altas y estrechas. Allí se celebraría misa los días de diario. Probablemente, también los domingos ordinarios cabría la gente en una sola de esas naves.

Esas tres naves tendrían muros que se elevarian unos diez metros, sin llegar al techo. En general, toda la catedral ofrecería el aspecto de la planta de una catedral antigua cuyo techo ha desaparecido y que se ha colocado en el interior de una estructura que la protege.

Seguirá mañana.

lunes, marzo 16, 2015

La catedral de San Abán (4ª parte)


En una segunda fase se dividiría el interior de ese espacio en tres cuatro partes, las cuales serían casi del mismo tamaño. La primera sería el atrio. Limitado por un trascoro gótico, sería un espacio al que darían cuatro capillas circulares en las que reinaría la penumbra. Esas capillas serían del estilo de las capillas de la Catedral de San Basilio de Moscú.

Hay que hacer notar que sólo se construiría en ladrillo u hormigón los primeros cuatros metros de altura. El resto de las capillas y el trascoro, así como los muros interiores, serían de materiales parecidos muy ligeros y baratos, parecidos a los decorados. Se trata de hacer magníficas reproducciones a sabiendas de que no van a ser tocadas por mano alguna ni va a caer lluvia sobre ellas. De esa manera se podrían reproducir (como en las fallas de Valencia) esas capillas de la Catedral de San Basilio o el trascoro de la Catedral de Canterbury. Se trata de conseguir a un señor que con paciencia y sin prisas vaya reproduciendo los elementos esenciales que se le indiquen. Habría que delimitar un espacio dentro de la misma catedral de San Abán para que trabajara a su ritmo durante años.

¿Cuánto dinero costaría levantar esas cuatro capillas y el trascoro? Realmente no más de lo que cuestan los materiales y el sueldo de los que levantan las fallas de Valencia, algo equivalente a los decorados de Ágora o los de Port Aventura.

No se trata de pedir que un gran artista que haga en materiales nobles grandes obras de arte, lo cual costaría una fortuna. Sino buscar a un artesano al que se le diga: Queremos esto.


En el centro del trascoro de este vestíbulo, habría un bellísimo tenebrario con quince velas. Esas velas se encenderían al caer la tarde cada día. En las capillas el vestíbulo, también habría velas ante los santos. Velas naturales. Si hubiera suficiente provisión de velas en esas capillas, se podría proveer al tenebrario para que durante todo el día estuvieran encendidas. Seguirá mañana. Vaya, ya se me han acabado los dibujos de tanques como podéis observar.

domingo, marzo 15, 2015

La catedral de San Abán (3ª parte)


Entonces, tras innumerables cavilaciones llegué a la conclusión de que el proyecto que yo le hubiera presentado a esa diócesis hubiera sido el siguiente: Construir una nave industrial perfectamente rectangular de paredes rectas y de techo plano, sustentado por pilares metálicos.

La nave lo ideal es que tuviera unas dimensiones generosas. Por ejemplo 90 metros de largo y 30 de ancho. La Abadía de Westminster tiene 156 metros de longitud y 34 metros de ancho.
El interior de esa nave industrial nos daría el marco para ir construyendo en su interior durante años (e incluso generaciones) sin ninguna prisa, conforme se tenga el dinero.

Lo ideal es que la nave industrial en su exterior fuera una forma geométrica perfecta del color de la piedra. Con unas gruesas falsas columnas al exterior, se le daría la estética de un templo egipcio. Pienso en columnas como las del Templo Amón en Karnak. Eso daría a la catedral un aspecto moderno y arcaico al mismo tiempo. Apenas habría ventanas al exterior, sólo muros lisos imitando colosales bloques de piedra. La luz entraría por una hilera de aberturas situadas en la parte superior, en la zona de los capiteles. La luz entraría por más de un centenar de lucernarios cuadrados pequeños situados en el techo.
El techo, visto desde el interior, estaría pintado completamente de negro, como el techo de la catedral católica de Westminster en Londres. El plan inicial era cubrir de mosaicos ese techo de esa catedral. Pero faltó dinero y tuvo que quedarse así durante muchos años. Con el tiempo mucha gente se ha dado cuenta de que ese color da una amplitud admirable al templo.
Ésta sería la primera fase que se podría construir de una sola vez. Una diócesis con su presupuesto bien puede construir una nave industrial grande y en un segundo año decorarla exteriormente con esas falsas columnas.
Entonces se pasaría a la fase 2 que explicaré mañana.

La catedral de San Abán (2ª parte)


El arquitecto amigo mío (el hombre bueno y de corazón de oro) se puso en contacto con la diócesis. Pero ésta le contestó que su curriculum, aunque prestigioso, correspondía a un estilo de obras demasiado moderno, cuando ellos buscaban un estilo de iglesia tradicional. Siempre le dije a mi amigo que su modernismo le perdería.

Así que el camino de la diócesis quedó definitivamente cerrado. Pero yo seguí dándole vueltas a la idea: ¿Cómo podría ser una catedral del siglo XXI? Y si era posible hacerla con poco dinero, mejor.


La idea no se me fue de la cabeza durante varios meses. Pensaba en el asunto a ratos libres. Hacía bosquejos sobre el papel. Entonces (seguiré mañana).

El post es breve porque he cenado fuera y he llegado tarde. Los tanques no tienen una excesiva relación con el tema de la catedral.

sábado, marzo 14, 2015

La Catedral de San Abán, 1ª parte


Hoy voy a contaros una historia que me ocurrió hace algo más de un año, pero necesitaré varios posts. Doy comienzo. Fui invitado a cenar por una persona muy rica en uno de los mejores restaurantes de Londres. Un restaurante francés al lado del Parlamento. Sea dicho de paso, desde la sala de estar del piso de este señor se veía de frente el Parlamento desde el otro lado del río, una vista admirable.
Durante la cena, me comentó que un sacerdote católico que era amigo suyo durante muchos años había sido elevado al episcopado y ahora tenía que construir una catedral. Se trataba de una nueva diócesis en Australia.

El comentario se me quedó en la mente durante varios meses y, al final, le dije a cierto arquitecto amigo mío: Deberíamos presentarle un proyecto de catedral, un esbozo. ¿Qué te parece? Y le pareció bien porque es un hombre bueno con un corazón de oro.
Lo primero que me informé era de la diócesis. Y resultaba que esa diócesis ya tenía una catedral, una bonita catedral neogótica, construída hace pocos años. El problema era que se les había quedado pequeña. Además, la diócesis ¡tenía dinero! Fantástico. El que ellos tuvieran mucho dinero, no significaba ningún problema para nosotros. Ellos tenían el dinero, nosotros teníamos ideas.  Continuaré mañana.

jueves, marzo 12, 2015

Mi opinión sobre la película Calvary

 
Tiene aspectos muy positivos, pero el producto final que nos ofrece el director no sólo no entusiasma sino que, en determinados momentos, incluso aburre.

Los comentaristas cristianos se han arrojado en brazos de esta película, porque al fin ven una película este año en la que no se critica a los sacerdotes. Pero, desde un punto de vista estrictamente cinematográfico, la obra es un producto que deja insatisfecho.

No me uno al coro de ensalzadores porque toca el tema religioso pero no ahonda demasiado en el tema de la religión. Aparece el mundo eclesiástico, pero no profundiza en el análisis del mundo eclesiástico. Es una película más superficial de lo que parece. En todo caso, se podría presentar la película como un estudio de personajes de un determinado entorno.

Pero si uno quiere eso puede ver la mucho mejor El inglés que subió una colina y bajó una montaña. Si uno quiere ver la vida en un pueblo rural irlandés actual y el retrato de sus personajes, puede ver la formidable película irlandesa Despertando a Ned Divine, incomparablemente mejor que Calvary en su tarea de retratar una comunidad.  

Cada año hay un puñado de magníficas películas, ese tipo de películas redondas. ¿Por qué nunca hay una buena película religiosa? Desde la obra de Mel Gibson ya no ha habido nada potable. NA-DA. Pero nada es nada. 

Todo lo que se ha hecho desde entonces a nivel religioso en el mundo de la cinematografia ha sido el equivalente de la comida basura. Esto es algo sobre lo que el Vaticano debería reflexionar e intervenir. 
 
Pero intervenir no significa que haya que producir una película, otra más, fruto de la imaginación de algún comité. Sino que se debe ayudar y promover que un gran artista haga la película que él quiera. La que él quiera, su gran capricho, su locura. Esos artistas, esos genios, existen, hay que buscarlos, hay que promoverlos, hay que ayudarles.

La maduración de un dictador


Existe un momento en la vida del dictador en que piensa: No subo ni a recoger la maleta al piso de arriba. Enciende los motores del avión.
Momento literariamente grandioso en la vida de un dictador que se resume en esa maleta que hubiera querido hacer y que no tuvo tiempo de hacer.

Un dictador: todo un país, una sola maleta, falta de tiempo.

Ese minuto sublime en que un dictador después de haber poseído todo un país, tiene que decidir qué mete en una maleta. A ese momento le precede otro en el que el dictador llega a la seguridad de que ni todos los disparos del mundo le mantendrán un día más sentado en su despacho.

Sí, llega el día –no, ¡la hora!- en que en que él mismo se da cuenta de que ya no es cuestión de balas. Esa semana en el que el que ha poseído el poder absoluto se da cuenta de que se le está escapando el poder de la manos, de que no se puede evitar lo inevitable.

Después viene la alegría de un Pueblo que recobra su libertad. Sois libres de nuevo. Vuestros destinos vuelven a estar en vuestras manos. El dictador siempre trae oscuridad. La libertad recuperada tiene algo de primavera.


El Creador del Universo quiere la Libertad. El Diablo, la tiranía, la represión, quiere esclavos, quiere cárceles. Por eso no hay nadie que sufra más que un tirano, porque tiene dentro de sí toda la oscuridad que quiere extender en toda una nación.

martes, marzo 10, 2015

Cuatro consejos a los escritores jóvenes


Dos personas distintas me han preguntado cual es el secreto de mi producción literaria tan prolífica. Mirad, el secreto radica en no pulir demasiado y en primar la cantidad.

El otro gran secreto está en no hacer nunca deporte, el cual es malisimo para la salud. La gente no sabe lo perjudicial que es hacer deporte, por eso siguen corriendo como conejos.

Después el secreto de un buen libro está en la masa. No en las aceitunas ni en el peperoni; en la masa. La masa literaria no debe estar ni demasiado horneada ni demasiado cruda.

Ya que toco el tema, la alimentación del escritor también es importante: pizza y chocolate. No conozco a ningún escritor que haya llegado muy lejos alimentándose sólo de ensaladas con atún. Y sobre todo, ya lo he dicho, prohibido el deporte. Todas las lesiones que tengo es por haber hecho ejercicio. Sentado en mi sillón viendo la tele, nunca me he lesionado nada.

lunes, marzo 09, 2015

No le odiéis, amadle


Nicolas Maduro, poco a poco, a través de una metamorfosis kafkiana, se ha ido convirtiendo en su ego. Ahora Maduro es ya sólo su ego.

Su ego y su rabia. Quizá decir esto hasta vaya contra la ley en ese país donde la ley es su rabia. Ese país donde toda la Ley se resume a una sola ley: Lo que es contrario al ego de nuestro Gran Liberador es contrario a la Ley.

Al alcalde de Venezuela, se le puede sacar de la cárcel. Pero el ego de Maduro se ha convertido en la prisión de sí mismo.

El ego de Maduro es la prisión de sí mismo. Cabe la posibilidad de que a Maduro ni Dios pueda librarle de sí mismo. Cada condenado al infierno es un hijo de Dios que se transformó en un monstruo y al que Dios tuvo que abandonar a sí mismo. Dios querría sacar a todos sus hijos de las arenas movedizas de sus egos, pero finalmente su amor no podrá vencer en algunos. Y a esos tendrá que abandonarlos a su destino.


No sé si se condenará Maduro. Nadie lo sabe. No nos es dado conocer los nombres de esa fatídica lista, la más terrible de toda la Historia. Lo que sí que sé es que ese pobre hombre se dirige hacia su condenación día a día. Su condenación se va consolidando cada vez que condena a otros. Condena a condena va forjando sus propias cadenas. Mientras viva puede salvarse. Tras cada condena se le hace más difícil. Cada vez que condena, se condena un poco más a sí mismo. Hay posibilidades de que se salve, pero también hay un punto de no retorno.

Conversos


La Pasionaria se confesó y comulgó antes de morir. Azaña, el presidente republicano, recibió todos los sacramentos igualmente.

Gary Cooper y John Wayne murieron en la Iglesia Católica. Yo conocí al nieto sacerdote de Wayne. Oscar Wilde, lo mismo, conversión a la Iglesia Católica antes de dejar este mundo.

Hitchcock ya era católico, pero al final de su vida retornó a la fe con una fuerza increíble. El padre Henninger cuenta que contestaba en latín al escuchar la misa ya enfermo en su casa y cómo lloraba al recibir la comunión.


Increíblemente, la hija del dictador Stalin, educada en el más férreo ateismo, se convirtió al catolicismo. Alec Guinnes también es otro converso que vino del anglicanismo, lo miso que Tony Blair. La conversión más llamativa en el 2014 ha sido la del príncipe (y único hijo) del sultan del estado de Selangor en Malasia. Jef Bush, hermano de George Bush, también se convirtió llegando a participar en una reunión internacional de Comunión y Liberación en Rímini.

sábado, marzo 07, 2015

Mi tribu


Hoy he tenido un muy agradable paseo con uno de mis lectores. Ha sido una caminata muy agradable al lado del río con una persona que me ha contado cosas interesantes de su trabajo. Hay trabajos verdaderamente muy interesantes. Pero como no tengo permiso del interesado para contar más, no cuento más.

Durante la mañana, me he pasado haciendo correcciones a una novela corta. Se trata de una novela sobre un asesinato. A ver si la podéis leer pronto. El hecho de tenga una compleja trama lógica, unido a los cambios que he realizado mientras la reformaba por quinta vez, ha provocado que me haya armado yo mismo un poco de lío.

En un momento dado tuve que cambiar, por obligación de la trama, el nombre de un personaje por el otro. Y aunque lo hice cuidadosamente y con la ayuda de un comando de Word, me dejé no pocos lugares con el nombre de uno cambiado por el otro. Al final y tras muchos intentos de reparaciones me he tenido que poner manos a la obra y revisar los nombres de la obra entera. Menudo trabajo.

Pero a lo largo de los años me he encontrado con un cierto número de personas que me han dicho que se convirtieron leyendo un libro mío. En esos momentos entiendo que tiene que haber sacerdotes que anuncien el Reino de Dios en los desiertos, en las selvas y en las amplias regiones de la literatura. Y precisamente, en mi caso, mi anuncio es a través de la profundización en el conocimiento del Mal. El análisis del misterio del Mal como la región donde realizo mi misión. Borges me entendería y con eso me conformo.


La tribu a la que predico no es numerosa. Pero ellos son los que habitan o transitan (intelectualmente hablando) la región donde a lomos de mi mula hago mi pequeña labor.

viernes, marzo 06, 2015

El buen paño en el arca se vende


Hoy he encontrado un pasaje de El nombre de la Rosa que merece cierto comentario. Al final de la novela se dice que Jorge de Burgos
con sus manos descarnadas y traslúcidas empezó a desgarrar lentamente, en trozos y en tiras, las blandas páginas del manuscrito, y a meterse los jirones en la boca, masticando lentamente.

Hace años, un calígrafo de Roma me regaló unas cuantas tiras de pergamino. Eso me sirvió para hacer muchas pruebas con él: pruebas de resistencia al rasgado, al doblado reiterado, al agua, etc.

Y puedo decir con conocimiento de causa que, por fino que sea el pergamino, no resulta nada fácil rasgarlo. Al fin y al cabo es piel de vaca o ternero. Y rasgarlo en tiras sin instrumentos resulta verdaderamente arduo.
Durante años yo había visto y hasta tocado pergaminos en las bibliotecas de distintos monasterios, pero (por razones obvias) nunca había tratado de romperlos. Sólo al hacerlo con los trozos que ese calígrafo me dio, vi lo resistente que resulta ese material. No nos olvidemos que es un tipo de cuero. Así que la escena de la novela es bellísima, pero Jorge sólo pudo masticar esos jirones, pero no tragar esos trozos de cuero.

Si la escena culminante de la película no es del todo veraz, mucho me temo que vamos a tener que empezar a poner en duda las críticas a la Iglesia que se hacen en la obra. Si alguno me acusa de que esto es barrer para casa, le contestaré que sí, que aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, no voy a dejar de perder oportunidad alguna.

jueves, marzo 05, 2015

Pro episcopis oremus.


El tema acerca del que hablé ayer es un tema muy serio, aunque afecte a muy pocos sujetos. Tan pocos que casi diría que es el pecado menos frecuente que ocurre en el mundo.

Pero cuando ocurre, supone una vulneración tremenda del orden divino en la Iglesia. Que el obispo, que debe ser el garante del orden, se convierta en fuente de desorden.

En casos así, traspasado cierto límite, Dios actúa. El Omnipotente pone orden en su casa directamente con su mano. Terrible, ¡terrible cosa, de verdad!, es forzar a que el Señor tenga que intervenir. Pero cuando Él lo hace no hay forma de dar marcha atrás a sus decretos, no hay apelación posible. La palabra del Altísimo se cumple.


La gente se suele quejar del silencio de Dios, de que Él no actúa. Qué equivocados están. He visto el castigo de Dios en obispos, sacerdotes y fieles; lo he visto también en mi propia vida. La gente se queja de que Dios no haga nada. Pero Dios actúa cuando tiene que actuar; ni antes ni después. 

miércoles, marzo 04, 2015

Hoy hablaré de un pecado extraordinariamente infrecuente


En mis viajes he visto de todo, eclesialmente hablando. Por supuesto que lo más frecuente, a la hora del abuso, es el exceso de indulgencia con la desobediencia. No voy a insistir en ese tema porque está claro para todos y no requiere de explicaciones. Pero, aunque muchísimo menos usual, casi anecdótico, también me he encontrado en distintas diócesis y continentes con el caso del buen sacerdote oprimido hasta la exasperación por un obispo que nunca debió llegar a ese puesto, y que usa del sagrado vínculo de la obediencia como instrumento para satisfacer sus pasiones de soberbia, ira y hasta venganza.

Hubo un caso, incluso, que parecía que el obispo estaba empeñado en hacer explotar al presbítero para así poder corroborar públicamente la mala opinión que había manifestado de él.

Desde este pequeño blog, quiero rendir homenaje a esos sacerdotes, heroicos ejemplos de obediencia. Modelos de respeto hacia quien les humilló públicamente.

En una Iglesia en la que tantos casos podríamos citar de menosprecio a la autoridad de los sucesores de los Apóstoles, ellos reparan de un modo oculto y silencioso.

Por conversaciones con distintos sacerdotes, hace años me enteré de un obispo que se convirtió en el que más me escandalizó de todos los que había conocido en mis viajes y conversaciones con mis hermanos presbíteros por esta razón de la que hablo. Me olvidé de él, pero pasados unos años Dios hizo justicia ya aquí en la tierra. Él, que se complació en humillar, recibió en su misma persona la aplicación del versículo que dice que quien a hierro mata a hierro muere. Y el que humilló públicamente, públicamente fue humillado. Ironías del destino, ese sacerdote con el que se ensañó va camino de las altas dignidades vaticanas.
 
A otro obispo, Dios le envió (así de claro lo digo) una lenta enfermedad y terrible que le hizo purgar todas sus faltas hasta la muerte. Sí, no se puede jugar con las cosas santas, y la obediencia es una cosa santa. Ay del obispo que haga aborrecible ese sagrado vínculo. Ay del obispo que se ensaña con un venerable presbítero. Ay de él, porque también Dios sabe decir BASTA.

martes, marzo 03, 2015

El cerdo es un gran animal

Hoy he ido a hacer un rato de oración por la mañana a la catedral. El arquitecto de la diócesis, con gran clarividencia, al encontrarme allí, ya ha supuesto que esto saldría hoy en el blog.

Yo le he dicho que saldría tres veces y no he mentido. La primera y primigenia en este blog. El mismo post se reproduce en Twitter y en Facebook. Pero no son posts distintos, es el mismo post de aquí, sólo que reproducido.

En Facebook son varias las páginas que se titulan como Padre Fortea, pero son de lectores míos. Yo no tengo página de Facebook. Eso sí, al final, todos los posts salen de este blog y sólo de éste.

Cambiando de tema, hoy me he comido una pizza mediana entera. Hacía años que no lo hacía. Pero hoy sí. Era de pepperoni. Se me olvidaba, hoy un equipo de arqueólogos de la Universidad Republicana de Minnesota han encontrado el Facebook de San Pablo. ¡Cuántas respuestas nos va a ofrecer ese descubrimiento! 

Curas que idean cosas oscuras


Dos son los puntos centrales del día de hoy. El primero fue una emergencia odontológica durante el desayuno. No voy a entrar en detalles, pero tuve que buscar a toda prisa a una amiga dentista (muy buena amiga) para que me practicara dos endodoncias. 

Tengo la mordedura muy cerrada y dos dientes de la mandíbula de abajo se habían desgastado hasta comunicar con la parte del nervio. Ha sido una cosa muy repentina y dolorosísima.

Hemos descubierto que mis dientes delanteros tienen dos nervios cada uno. Me ha dicho que eso es muy raro.

Después he tenido una cena en mi casa con un amigo sacerdote y otro amigo que se va a trabajar a la Conferencia Episcopal de Estados Unidos. Una paella, tartar de salmón y un chocolate de postre.

Durante la cena hemos estado hablando de mi próxima novela que casi la tengo acabada: trata de un asesinato. Los dos la habían leído, la hemos estado comentando, diseccionando, preguntándonos acerca del final.

Estos buenos momentos son los que recordaré dentro de muchos años. Una cena analizando una novela sobre un homicidio, risas, buen humor. 

Hubiera invitado a la dentista (es muy buena amiga) y otro amigo de Salamanca, pero él estaba lejos. Si no hubiera sido así, ambos hubieran estado en torno a mi mesa. Los buenos amigos son un gran tesoro, incluso para esos curas que idean oscuros homicidios literarios.

lunes, marzo 02, 2015

Nuevos sermones en el canal de Youtube. La verdad es que ha tenido mucho mérito la persona que, por amor a Dios, a subido tantísimos sermones.


domingo, marzo 01, 2015

Una mañana de oración


Hoy domingo he dedicado la mitad del día a retiro espiritual. Parte en la capilla de San Pedro de la catedral, parte en la capilla de las Santas Formas. El paseo entre ambas capillas me ha servido para estirar las piernas. También, incluso, he ido a visitar (ya al final de la mañana) al sacerdote ortodoxo rumano. No somos amigos, simplemente he entrado en su iglesia a saludarle e intercambiar unas pocas amables palabras. Me da la sensación de que es una persona muy buena.

Durante el almuerzo he visto por segunda vez la preciosa Más extraño que la ficción. En la última semana he visto por segunda vez formidables películas: The Artist, La caja 507 y La comunidad.

También vi un trozo de un lamentable reportaje titulado La Edad Media según Ken Follet. En el trozo que vi, trataba de que la Peste Negra había llegado a Winchester. Al ver como la gente moría, el obispo organizó una procesión. Y salía un médico diciendo que en ese caso lo peor que se podía hacer era una procesión. ¿Lo podéis creer? La gente muere a centenares en la ciudad y un médico del siglo XXI dice que lo peor que se puede hacer es una procesión. In-creí-ble.


Esto me recuerda a la gripe aviar que hubo hace años en México (y que después resultó que no era nada), no se prohibió ir al cine, ni a los cafés, ni a los centros comerciales. Lo único que pidieron las autoridades fue que se suspendieran las misas. Paciencia, tengamos paciencia. Sí, podemos tener paciencia.

sábado, febrero 28, 2015

Deus Omnipotens


Iba a escribir un relato brevísimo (ficticio) de la extensión de unas pocas líneas en la que un ángel (oculto bajo forma humana) le anticipaba a un general republicano de la guerra civil española, como él podía detener su gran ofensiva militar sin pegar un solo tiro. Para que esa ofensiva de millares de hombres no tuviera lugar, sólo necesitaba otorgar información. La información podía valer más que cantidades ingentes de hombres y armamento.

Hasta el más ateo de los mortales reconocería que si existiese Dios, podría detener una ofensiva militar incluso con una sola mariposa aleteando sobre el campo. Si eres Dios, puedes detener lo que quieras incluso con un gato, con un poco de viento o con el pasar de una página en un libro. En realidad, y os aseguro que no exagero, es posible hundir un imperio sólo con una mota de polen. Se me ocurren secuencias de acontecimientos en las que esa mota es la diferencia entre que un imperior caíga o sobreviva.

De esto se deduce otra cosa y es que Dios es tan poderoso que normalmente va a actuar a través de las cosas ordinarias y las leyes naturales de nuestro mundo. Dios está tan sobrado de poder que de ordinario no quiere trasgredir sus mismas leyes. Sin ninguna necesidad se autolimita porque quiere, porque considera que ése es el modo más sabio de actuar. Y cuando actúa de forma manifiesta y milagrosa lo hace simplemente porque quiere decir estoy aquí, no porque no pudiera lograr lo mismo por causas naturales.
Alguien me dirá que para resucitar a Lázaro era totalmente necesario ir más allá de esas leyes. Sí, pero no olvidéis que Dios podía simplemente haber evitado que Lázaro muriera.


Dado que la omnipotencia divina es admirable, siempre podemos estar tranquilos. Dios tiene en cuenta en sus planes el pecado, la iniquidad, la mezquindad, el sufrimiento, las virtudes, todo. Todo ya ha sido tenido en cuenta. Después de hacer lo que debemos hacer, sólo nos queda descansar en la seguridad de la existencia de esa Omnipotencia. El día en el que el Estado ISIS desaparecerá, ya está fijado. La hora en la que Maduro dejará de ser presidente, ya está escrita. El momento exacto en el que un capo narcotraficante comparecerá ante una justicia absoluta, perfecta e insobornable ya está decidido.

viernes, febrero 27, 2015

¡Os anuncio una gran alegría personal!


Muy estimados amigos y conocidos:

Tengo la alegría de comunicaros que el 23 de abril (jueves) de 2015 a las 16:00, en el Aula de Tesis del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, tendrá lugar (Dios mediante) la defensa de mi tesis doctoral sobre el exorcismo. La defensa será en español.

Este acto académico está abierto a todos cuantos quieran asistir. La dirección es Via degli Aldobrandeschi, 190- 00163 Roma (Italia). Aquellos que quieran acompañarme conmigo, en principio, volaré desde Madrid el 21 de abril, martes. Y regresaré a Madrid el 25 de abril, sábado.
Os informaré de los vuelos que yo tomaré de aquí a una semana, más o menos.

También os informaré en este blog tan pronto como sea posible acerca de la publicación de la tesis en papel y de forma digital.

Os quiero agradecer a cuantos en estos años me habéis apoyado con la oración. Nunca pude imaginarme que tanta gente rezaba por mí.


Un saludo a todos.

miércoles, febrero 25, 2015

Resumen del debate sobre el estado de la nación en el congreso


Todos los ciudadanos nos hemos conmovido con un arranque de sentimiento maternal al ver al diputado Joan Baldoví a punto de desvanecerse en el debate del estado de la nación en el Congreso. Que se te descompense la tensión justo cuando tienes a toda la nación mirándote, resulta lamentable. Quizá a los diputados de esta coalición política se les descompensaría menos la tensión si defendieran más la vida y menos el aborto.

Pero lo más gracioso de todo, incomparablemente más que este desvanecimiento, ha sido el susto de la vicepresidenta del Congreso. Claro, debía estar tan abstraída de todo con el juego de su tablet, que al ver de pronto que un diputado casi caía exánime a sus pies, pues que se ha asustado, lógico: Por favor, sientalo ahí, ¡sientalosientalosientalo!

El diputado sin fuerzas para mantenerse en pie me ha parecido que en todo momento mantenía la dignidad. Pero ver las angustias de Celia Villalobos tratándolo de agarrar de la americana, me ha parecido más penoso que si el diputado se hubiera caído desde lo alto de la tribuna hacia delante sobre los taquígrafos. El que ella sea una célebra abortista no empaña para nada la serenidad de mi ánimo.
 
Cualquier cura viejo no se hubiera inmutado lo más mínimo. Hubiera ido con un vasito de moscatel y hubiera pedido un abanico. Anda que no estamos ya hechos a este tipo de situaciones. La cara de la bajada de tensión de nuestras feligresas la conocemos de sobra, tan bien como cualquier médico de Harvard.
 
Se ha acercado la Ministra de Fomento porque es médica. Lo que hubiera preocupado a este diputado es que abriera los ojos y hubiera visto acercarse al Ministro de Defensa.