sábado, septiembre 30, 2017

El mundo es grande, nuestra vida pequeña


Qué placer debe ser viajar con alguien como Alberto Manguel. ¿Cómo sería viajar con Marguerite Yourcenar, Robert Graves, Flaubert, Borges? Comer con ellos y comentar lo hecho en el día. Ver con ellos una estatua y escuchar sus comentarios.

Pero los grandes hombres, cuya compañía es el 90% del placer de un viaje, no abundan. Al final, tenemos (al menos eso) la capacidad de salir de nuestro mundo, de nuestro mundo de rutinas, de escritura, de recorridos habituales, y sumergirnos en otra burbuja, en otro microcosmos. Cada ciudad es un microcosmos, cada ciudad es un mundo. 

viernes, septiembre 29, 2017

Qué bellos hizo Dios a estos insectos

Hay quienes piensan que cuanto más lujo más maravilloso es un viaje. Pero en el viajero sencillo existe la tranquilidad de saber que uno ve el mismo mundo, las mismas calles, los mismos templos que el más poderoso magnate.

Lo más importante al empezar una jornada de viaje, tras un desayuno lleno de buen humor, saludos y bromas, es relajarse y recordar que hay que disfrutar de cada hora, de todo lo que aparece ante nosotros.

Tengo como propósito estos días hacer un breve diario de viaje, un diario manuscrito. El diario es un modo de obligarse, cada día, a renovar el deseo de aprovechar ese tiempo que otorga Dios: cada viaje es un don del Creador. La vida entera es otro viaje.

jueves, septiembre 28, 2017

Una nueva novela mía: La construcción de la razón


Se acerca el fin de semana. Y aquí hay grandes lectores. Pues bien, os ofrezco una obra nueva mía. La escribí hace ya más de diez atrás. Es una obra menor mía. Pero me he decidido ahora a publicarla. Se titula La construcción de la razón. Bien sabéis que desde hace unos años estoy intentando sacar a la luz todas mis obras: a la luz digital.

La construcción de la razón es una novela sobre la inteligencia artificial. El libro describe los esfuerzos de un equipo de científicos trabajando para una multinacional que se esfuerzan durante años, y con un inmenso presupuesto, por lograr conseguir verdadera inteligencia artificial. La novela está ambientada en nuestro tiempo.

Por favor, los que leáis la novela, poned aquí (bajo este post) los comentarios sobre ella. Así podrá realizarse un diálogo entre lectores. Como es lógico se acumularán los comentarios inútiles de trolls. Pero rescataré en otro post, dentro de unos diez días, los mejores comentarios.

Como siempre, este libro, como todos, se encuentra en este link:

miércoles, septiembre 27, 2017

Hay que amar la vida como viene y no ser ambicioso


Resulta paradójico, hace años decidí viajar desde mi casa. Nada me interesaba más que mis viajes literarios, el mundo que me proporcionaba el cine: el mundo pasado, presente y futuro, el mundo interior y social, viajes a mundos reales no existentes y a mundos imaginarios, mundos que pudieron ser, la China del último emperador y la selva paraguaya de los jesuitas del siglo XVII.

Decidí viajar desde el sillón de mi casa: eso me llevó a publicar libros. Y los libros me hicieron viajar: para presentar mis libros, conferencias sueltas, convenciones de varios días... Mis libros me han llevado hasta Hawai en dirección oeste, y hasta Australia en dirección este. Y allá adonde he ido he vuelto a ver que hay árboles, piedras, nubes y más seres humanos. Lo mismo que tenía al salir de casa a pocos metros de mi puerta.

Aun así, los viajes están entre los momentos más felices de mi vida. Por eso me llama la atención que sea yo tan reticente a abandonar mi ciudad. Pero para mí la rutina es la cosa más deseable de la vida.

martes, septiembre 26, 2017

Más sobre el contenido de la carta de corrección al Papa

El problema de cualquier discusión entre los de una postura y los de otra es que unos se aferran a razón que indica la objetividad de las leyes, y otros se repiten las razones que llevan a una adaptación pastoral a ciertas situaciones.

Por eso este diálogo resulta muy difícil. A diferencia de otros campos dogmáticos en los que la argumentación se movía en el mismo terreno, justamente esta discusión supone dos paradigmas diversos.

Permítaseme decir que los versículos bíblicos acerca del tema no cierran el tema. Es la tradición la que ha ofrecido una interpretación a esos textos escriturísticos. El problema es que, a mi entender, esa tradición ha demostrado ser no pétrea sino sujeta a evolución. Los siglos (y sé que esta afirmación no es compartida por muchos) han probado que la manera de concretar esos versículos no ha sido inamovible. Ni siquiera la jurisprudencia canónica del siglo XX ha sido inmutable. No puedo dejar de ver el concepto de evolución en la superposición de sentencias, criterios y, finalmente, cánones.

Me parece que nos vemos abocados a que se realicen formidables trabajos de investigación en un sentido y en otro, para ver cómo se decanta el juicio de la Iglesia sin prisa. Aunque reconozco que por el lado de la inmutabilidad ya hay magníficos trabajos académicos y es muy difícil que pueda añadir nada nuevo a la monumental labor ya realizada en los últimos cincuenta años. Es la otra postura la que puede ofrecer argumentos enriquecedores.


Desde luego, el diálogo resulta erizado de dificultades como pocos, porque objetivamente lo es. Odres nuevos y viejos, y vinos que no son exactamente los mismos. Nos debemos a la verdad. Pero mantengamos la discusión en el campo de lo teológico, no en el campo de lo personal.

Post Data: Pero no me arrepiento de mi carta jocosa acerca de los firmantes de la carta de corrección. Era tan graciosa que se excusa a sí misma.

lunes, septiembre 25, 2017

El contenido de la carta de la corrección filial: unos comentarios












Ayer comentaba la carta de la corrección fraterna de un modo jocoso. Hoy permitáseme hacer algunos comentarios al contenido. Todo lo que ha hecho o dicho el Papa, en estos años, es salvable teológicamente para la mente más tradicionalmente ortodoxa. El único punto que parece insalvable para no pocos pastores es el que se refiere a la comunión a los que conviven more uxorio sin estar casados con el sacramento. Por supuesto que estoy haciendo una síntesis. Por supuesto que esto es una simplificación, pero ésta es la esencia del problema. 

Vaya por delante que respeto a los que tienen tal impresión de incompatibilidad. Con toda sinceridad, respeto a esas personas, porque quieren ser fieles a la Ley de Cristo.

He leído las 7 proposiciones latinas que la Carta propone como heréticas. Las 7 se reducen, en definitiva, en suma, a la cuestión sexual. La cuestión sexual ramificada en siete campos, en siete proposiciones abstractas, cierto que distintas entre sí, pero reconducibles a ese núcleo.

Me gustaría que todos nos apercibiéramos del hecho de que hasta hace pocos decenios había una identificación entre ley objetiva y realidad social. Esa situación era óptima. La Ley de Cristo (acerca de la objetividad del vínculo matrimonial) reinaba sobre la ciudad de los hombres y sus leyes. Reinaba de un modo teórico y práctico. Incluso en los países protestantes donde existía el divorcio, la realidad era la de la identificación que he hablado; siendo los divorcios hechos excepcionales. Incluso los ateos, de hecho, mantenían la indisolubilidad del matrimonio.

Pero, hoy día, la total ruptura entre esas dos realidades crea puntos de fricción (tan difícilmente sostenibles por algunos sujetos) que deben ser atendidos uno por uno. La ley sigue siendo verdadera. La objetividad de la ley sigue siendo intangible. Pero qué duda cabe que incluso el derecho canónico en tiempos de san Juan Pablo II se hizo eco de ciertas situaciones, casos especiales y debilidades psicológicas o morales, para ir estableciendo una jurisprudencia que, se mire como se mire, suponía una evolución en la comprensión de la esencia del matrimonio.

En tiempos del autor de Veritatis Splendor, se admitieron razones para la declaración de nulidad que no hubieran sido admitidas dos siglos antes. En el siglo XVIII, les hubieran dicho al compareciente: “Te has casado, pues punto final”. “¿Estas casado o no estás casado?”, eso era todo.

Pero la canonística se dio cuenta de que, basados en la pura razón, las cosas son, a veces, algo más complejas. Amoris laetitia ha abierto un periodo de reflexión, ha abierto al diálogo eclesial una puerta que parecía cerrada. Pero ello no ha sido porque el Pastor Supremo haya cedido a las malas pasiones, sino porque la misma razón invitaba a un replanteamiento general de la relación entre la mente de Dios respecto a este asunto y ciertas realidades concretas.

Pongo un ejemplo: Un chico de 35 años y su novia de 32 años, llevan trece años de noviazgo. Ambos hubieran querido casarse hace mucho tiempo, hace más de un decenio. Se aman fielmente, se aman con un cariño que no merma desde hace tanto tiempo. Pero ninguno tiene trabajo, sólo breves trabajos temporales mal pagados. Cada uno de ellos vive en casa de sus padres, en un pequeñísimo dormitorio compartido con otro familiar. Viven en una situación que conforme se acercan a los cuarenta años no tiene visos de cambiar de ninguna manera.

¿Es esta situación totalmente equiparable sin más a la fornicación? Evidentemente, no. ¿El confesor debe amenazarles con la condenación eterna si siguen en esta situación? A mi humilde entender, no.

Podríamos poner en distintos campos una docena de situaciones igual de angustiosas para los interesados que ésta descrita. Situaciones en las que la razón parece impulsar a una reflexión que vaya más allá de un mero afirmar: la raya está aquí.

Por supuesto que lo que he dicho, palabra por palabra, admite una comprensión dentro de la más rancia tradición moral (la pastoral, la epiqueia, la disminución de la responsabilidad, etc) y otra comprensión que suponga una evolución del entero planteamiento. Yo lo he dicho mil veces que me someto a lo que diga la Iglesia a coro. Pero lo que es indudable es que se ha abierto un periodo de diálogo y reflexión eclesial.


Hay una discusión que es constructiva y otra que no lo es. La carta de la corrección de ayer no era constructiva.

domingo, septiembre 24, 2017

Corrección filial al Papa: comentarios


Hoy algunas webs católicas han anunciado este titular o similares: Un grupo de 68 intelectuales católicos se adelanta a los cardenales con una Corrección Formal al Papa por Amoris Laetitia.

Un pequeño comentario a ese titular: algunos de esos intelectuales son párrocos. No tengo nada contra los párrocos. Yo mismo ejercí la suprema autoridad intraparroquial durante muchos años. (Y con notable acierto, a mi entender.) Pero, en fin, que algunos de esos párrocos sólo los conocen sus feligreses en su islita cerca de la costa irlandesa o los rancheros próximos a su parroquia texana.

Ojo, que con esto no quiero decir que uno de ellos no sea otro John Henry Newman y el otro un nuevo san Isidoro de Sevilla. Pero, hoy por hoy, sus firmas no han hecho que vacile el suelo bajo mis pies.

Por un momento, al leer el titular, sentí que the ground faded away from under my feet. Mas al leer las firmas de varios frailes que no habían llegado ni a subpriores, recobré el resuello teológico.

Lo primero de todo que sorprende es que no hay ningún teólogo de primera categoría, tampoco veo a Galat entre los firmantes. Constato que sólo han firmado la carta unos pocos profesores y varios curas y frailes. Lamento decirlo, pero es así. Ojo, que de ningún modo quiero ofenderlos. Que ser profesor emérito de latín en la facultad de Hu-kun-kuncu es algo muy noble. Y me parece enternecedor que ese viejecito y otros colegas suyos hayan decidido salvar a la Iglesia, dado que la Iglesia no se da cuenta: “¡es que no se dan cuenta!, no, no, ¡no se dan cuenta!”.

Perdonad que mi comentario sea jocoso, pero cómo tomarme el hecho de que entre 400.000 sacerdotes sólo hayan conseguido (después de innumerables esfuerzos) lograr ese puñado de nombres. La carta de esta manera es más bien la prueba de que su contenido sólo cuenta con el respaldo de una minoría. Y encima se han dejado a Galat. Pues sí, en este caso respaldo al intrépido nonagenario. Después de todo lo que ha hecho...

Los firmantes aseguran que se trata de una corrección filial. Pero, en realidad, se trata de una reprimenda arrabiata hecha del modo más público posible. Si yo soy Papa y llego a ser un poco débil y sensible, hubiera sentido un indudable impulso a arrojarme por el balcón de la fachada de san Pedro. Impulso, por supuesto, resistido. Pero, aun resistiendo, al menos, hubiera dejado la carta empapada de lágrimas. Sus argumentos hubieran quedado borrosos por el llanto pontificio.


Si yo fuera el Papa, les invitaría a un té con tarta selva negra en el marco incomparable de la sala marmórea de Pio XIII (The Young Pope) bajo los frescos (totalmente ortodoxos) de Benedicto XVII. Atronados por la estética neoconservadora del espacio, intoxicados por los pastelillos de crema chantillí y fresas, los firmantes hubieran acabado por ceder. Al menos, los pobres curas diocesanos, sí. (El sencillo cura diocesano suele quedar obnuvilado ante los despliegues de poderío jerarárquico agasajador. Yo mismo, lamentablemente, no creo que pudiera resistir mucho tiempo ese tipo de presión.) Pero no sólo por bondad sencilla hubieran cedido, sino también porque hubieran comprendido que Amoris Laetitia ha de ser entendida en el marco de esos palacios renacentistas y bajo la férrea, pero comprensiva, estela teológica de Alejandro VI.

Post Data I: Mañana haré un comentario serio al contenido que no sea repetición a lo que ya he dicho tantas veces respecto a estos asuntos.

Post Data II: He creado la plataforma para que se incluya a Galat entre los firmantes, por lo menos se merecía un lugar discreto  detrás del profesor de latín de Hu-ku-kuncu. La plataforma y donaciones pueden ser enviadas a www.galat-for-ever.com

El placer de viajar


Para alguien, como yo, que considero la fotografía un arte, me sorprende la poca afición que tengo a hacer fotos. Poca, por no decir ninguna. Mi único interés en hacerme algunas fotos es por ilustrar el blog. Un gran amor a las fotografías, un nulo interés por hacerlas.

Otro aspecto curioso de mi personalidad es mi poco interés por los viajes. Me gusta ver películas de viajes, leer novelas sobre ese tema. Veo muchos documentales también sobre viajes. Pero después no siento impulso ninguno a hacerlos.

Son muy bonitas las películas sobre viajeros de la época victoriana. Cuando emprendo un viaje, trato de ponerme en esa tesitura mental de tratar de disfrutar de cada momento del viaje: los compañeros, las esperas, las conversaciones en un almuerzo, la llegada a un hotel.

Me gusta leer. Viajar es leer el mundo.

sábado, septiembre 23, 2017

Un ser humilde y bello











El lunes me marcho como capellán de una peregrinación, un largo viaje, 19 días. Desde hace años, tenía el deseo de visitar los monasterios y catedrales de Rusia. Al final, se va a hacer. Voy con un grupo mexicanos a Rusia, Georgia y Grecia. En esos lugares visitaremos esos lugares ortodoxos y celebraremos misa en las iglesias católicas. Deseo que sea para mí un viaje esencialmente espiritual, con mucho tiempo para orar en el autobús y en los edificios sagrados que recorramos.

Normalmente hablo de mis viajes cuando ya he vuelto. Pero esta vez lo he querido advertir, porque iba a resultar un poco sorprendente que no dijera ni una sola palabra sobre el tema de Cataluña con todo lo que está cayendo en este país. Es cierto que en mi blog prescindo completamente de las noticias, hablo de ellas como excepción. Pero esta vez sí que iba a resultar increíble mi mutismo. La razón está en lo que he dicho.


No desprecio nada de lo humano. Aunque hace años que siento más interés por los entrelazamientos ornamentales de las letras capitulares medievales que por los titulares de los periódicos. Sigo las noticias, las sigo; puntualmente. Pero totalmente alejado en mis sentimientos. Estamos gobernados por niños elegidos por masas de niños.

viernes, septiembre 22, 2017

Una foto del padre Pío




















Me gusta mucho esta foto. El padre Pío era detestado por gente de lejos, gente de lejos pero importante: ambicioso, ególatra, presuntuoso, amante del dinero. Y, sin embargo, era querido con todo el corazón por los hermanos con los que convivía. Salvo por el superior, enviado directamente desde Roma.

Curiosa paradoja: detestado por los de lejos, amado por los de cerca. Cuanto más se le castigó, más amado fue por sus hermanos. La foto que muestro lo dice todo. Las caras hablan mejor que largos discursos.

El padre Pío no hubiera podido ser más venerado en vida de lo que ya fue. La gente sencilla de los alrededores y sus hermanos capuchinos no precisaron de ningún proceso de canonización para llegar a esa convicción. 

El proceso de canonización era vivir con él día a día. Frente a eso, ningún documento con sellos y firmas podía nada. En verdad que sobre el padre Pío estaba el sello de Dios y la firma de su propia Mano.


jueves, septiembre 21, 2017

Ya he visto Valerian




















Vengo de ver la película Valerian. Me ha gustado mucho. Por supuesto que es una película meramente visual, un producto para el mero entretenimiento. Pero para los que disfrutamos con los comics originales de esta serie, en los años 80, ha sido un viaje a la nostalgia. Luc Besson ha hecho una obra más que digna y estoy muy contento.

El mundo en 1984, cuando yo leía a Valerian, era tan distinto. Cómo ha podido cambiar tanto el mundo. Es esa época, Estados Unidos era el imperio indiscutible. Su predominio parecía imbatible durante varias generaciones. En treinta años, el mundo ha dado un vuelco jamás esperado: países que entonces parecían petrificados en su pasado, como Indonesia, ahora son economías rampantes.

Tantos elementos tecnológicos que hoy día son usuales, entonces eran impensables hasta para las obras más fantasiosas. Los coches volaban y había rayos láser, pero nadie pensó en Internet o los móviles.


A veces se nos olvida que ya vivimos en el futuro. El futuro es esto, no lo que imaginábamos. El futuro es Trump, la segunda parte de Blade Runner, el restaurante de sushi, el blog. 

martes, septiembre 19, 2017

Gracias, Miguel Ángel, Andrés...


He colocado los sermones divididos en tres links. La razón está en que en el post de blogspot ya no se cargaban más líneas. Ya se ve que el sistema tiene cierto límite. No me quejo, son 1438.

Debo aquí agradecer a una persona que se llama Miguel Ángel (no daré más datos) que es al que le tenéis que agradecer el sermonario.

Cuando volví de Roma, no estaba para nada por la labor de seguir poniendo sermones en audio en www.sermonario.com Fue él, insistiendo y volviendo a insistir, el que me hizo ceder. No digo que me convenciera acerca de la conveniencia, simplemente cedí. De hecho, pasaron varios años en los que no se añadió ni un sermón más.


Hoy doy gracias a Dios de que suscitara ese interés en Miguel Ángel, interés que le movió a llamarme varias veces, porque he comprobado el bien que han hecho los sermones a muchas personas concretas. La predicación de la Palabra de Dios es una semilla que hace bien, que produce frutos que llegan al cielo. Es  una semilla que cambia a las personas, que les hace amar más a Dios.

También debo agradecer a Andrés su labor. Pues es él el que sube pacientemente los sermones a youtube. Y la mayor parte de los oyentes es allí donde los escuchan, no en mi sermonario.

También debo agradecer a cierta dentista del Opus Dei que me llama a las horas más intempestivas (cuando ya ha acostado a su tribu) para preguntarme qué quiere decir Baruc 38, 39 si lo leemos a la luz de la II Carta a los Colonsenses 3, o si el cuñado del suegro de Arfaxad de Reyes es el mismo que aparece en Crónicas a pesar de que en uno la X aparece como S.

Sermonario 3


Archivo 1306
El que se enaltece será humillado

Archivo 1307
El estar a la derecha o a la izquierda del Trono

Archivo 1308
El justo será como un árbol plantado al borde de la acequia

Archivo 1309
Y arrendará la viña a otros labradores que entreguen los frutos a su tiempo

Archivo 1310
Los versículos omitidos en la salmodia que se reza en la liturgia de las horas (I)

Archivo 1311
Los versículos omitidos en la salmodia que se reza en la liturgia de las horas (II)

Archivo 1312
Solemnidad de san José, año 2017

Archivo 1313
Añadidura al sermón sobre san José, año 2017

Archivo 1314
Conferencia sobre los siete sellos del Apocalipsis
dada en Valladolid, abril 2017

Archivo 1315
Las herejías sobre Cristo en los primeros siglos de la Iglesia

Archivo 1316
Sermón sobre el ciego de nacimiento, año 2017

Archivo 1317
El salmo nos da la oración ya hecha, sólo debemos unirnos a ella

Archivo 1318
Jesús y las intermediaciones

Archivo 1319
En las Escrituras está la vida del alma

Archivo 1320
Reflexionando acerca de los sacerdotes del sanedrín

Archivo 1321
Algunos versículos para vivir con más intensidad la santa misa I

Archivo 1322
Algunos versículos para vivir con más intensidad la santa misa II

Archivo 1323
La historia de la falsa acusación de adulterio contra Susana
El relato aparece en Daniel 13

Archivo 1324
Y se encarnó por obra del Espíritu Santo: reflexiones, año 2017


Semana Santa 2017
......................................................................................................................

Archivo 1325
Entrada de Jesús en Jerusalén
Domingo de Ramos

Archivo 1326
Lunes Santo
Dios Padre puso el Espíritu Santo sobre Jesús

Archivo 1327
Martes Santo
Judas Iscariote está simbolizado en la tribu de Dan

Archivo 1328
Miércoles Santo
Más le valiera no haber nacido a Judas Iscariote

Archivo 1329
Jueves Santo

Archivo 1330
Viernes Santo
La Última Cena II

Archivo 1331
Vigilia Pascual
La Última Cena III



Sermón 1332
La commixtio o el momento en que en la misa se simboliza la Resurrección de Jesucristo I
Sermón del Domingo de Pascua de Resurrección, año 2017


Sermón 1333
La commixtio o el momento en que en la misa se simboliza la Resurrección de Jesucristo II

Sermón 1334
No me toques I

Archivo 1335
No me toques II

Archivo 1336
Mirad mis manos y mis pies: Jesús no era sólo espíritu, la Iglesia tampoco

Archivo 1337
¿Por qué Jesús no celebró más eucaristías después de la Última Cena?

Archivo 1338
¿Se comerá en el cielo? I

Archivo 1339
¿Se comerá en el cielo? II

Archivo 1340
Los cuatro cánones de la misa I

Archivo 1341
Los cuatro cánones de la misa II

Archivo 1342
La fe salva

Archivo 1343
Los discípulos de Emaús

Archivo 1344
La Ley fue entregada por medio de ángeles

Archivo 1345
La discreta y humilde presencia del Espíritu Santo en los Evangelios

Archivo 1346
Serán todos discípulos de dios

Archivo 1347
La enseñanza de Jesús en el hecho de que no estuviera tres días enteros en el sepulcro

Archivo 1348
Como busca la cierva corrientes de agua

Archivo 1349
Salmo 81: mi monte santo

Archivo 1350
El que se salte uno de los preceptos menos importantes

Archivo 1351
Para que cuando suceda, creáis

Archivo 1352
Yo soy el camino, la verdad y la vida

Archivo 1353
Los encabezamientos de los salmos I

Archivo 1354
Los encabezamientos de los salmos II

Archivo 1355
Los encabezamientos de los salmos III

Archivo 1356
Los encabezamientos de los salmos IV

Archivo 1357
La peregrinación de cada cristiano al Templo que es Jesucristo, verdadero templo de la Nueva Alienza

Estar, permanecer, radicarnos en el amor de Jesús

Archivo 1359
La epíclesis I

Archivo 1360
La epíclesis II

Archivo 1361
La epíclesis

Archivo 1362
Conviene que me marche, dijo Jesús

Archivo 1363
La recuperación del fuego del altar

Archivo 1364
Hay una tristeza que procede del pecado, y otra que es una prueba de Dios

Archivo 1365
Hay una alegría vana, y otra que procede de Dios

Archivo 1366
La Ascensión del Señor I
Año 2017

Archivo 1367
La Ascensión del Señor II
Año 2017

Archivo 1368
La depresión

Archivo 1369
El cuidado que hay que tener en pensar que Dios nos ha revelado algo

Archivo 1370
Visitar a los amigos es un acto virtuoso

Archivo 1371
Los Apóstoles eran amigos y formaban una unidad

Archivo 1372
Los Doce recibieron el sacerdocio por la voluntad de Jesús, probablemente no por un rito sacramental

Archivo 1373
Pentecostés I: signos de la presencia deel Espíritu Santo en la época de Jueces
Año 2017

Archivo 1374
Pentecostés II: el Espíritu Santo en el Libro de la Sabiduría
Año 2017

Archivo 1375
La torre de la viña


Archivo 1376
Las corrientes de agua viva I
Predicado en la solemnidad de la Santísima Trinidad

Archivo 1377
Las corrientes de agua viva II
El perfume de Dios rodea el altar durante la misa

Archivo 1378
Una reflexión más sobre la Ascensión de Nuestro Señor a los cielos


Archivo 1379
¿Por qué la paz se da en la misa antes de la comunión?

Archivo 1380


Cuando los pies de los sacerdotes que llevaban el Arca tocaron las aguas del Jordán II


Archivo 1382
Cuando los pies de los sacerdotes que llevaban el Arca tocaron las aguas del Jordán III

Archivo 1383
Las cinco profetisas de Israel

Archivo 1384
¿No veis cómo dos pajaritos se venden en el mercado?

Archivo 1385
No juzguéis y no seréis juzgados

Archivo 1386
No déis lo santo a los perros

Archivo 1387
Hay un plan divino para Isaac, pero también para Ismael

Archivo 1388
¿Por qué los cerdos de los gerasenos se arrojaron por un barranco al lago?

Archivo 1389
¿Por qué Jesús permitió la muerte de la piara de cerdos?

Archivo 1390
Tus pecados te son perdonados

Archivo 1391
Tú que habitas al amparo del Altísimo

Archivo 1392
Los Apóstoles: los doce tronos

Archivo 1393
Los Apóstoles: con qué criterio se los eligió

Archivo 1394
El perdón de José hijo de Jacob

Archivo 1395
Ovejas, palomas y serpientes: nunca queramos tomar atajos para hacer el bien

Archivo 1396
Te haré columna del Templo I

Te haré columna del Templo II

Archivo 1398
Te aconsejo que compres oro refinado

Archivo 1399
Estoy de pie a la puerta, llamando

Archivo 1400
Dios le dijo a Moisés: Yo estoy contigo

A la Iglesia Católica no le falta nada

Archivo 1402
Confiemos en la Iglesia a la hora de interpretar la Biblia

Archivo 1403
Dos momentos de la misa: la doxología y la genuflexión del sacerdote tras la commixtio

Archivo 1404
Otros dos momentos de la misa: la liturgia de la Palabra y el Credo

Archivo 1405
Ser apóstol

Archivo 1406
Unos nacen en un ambiente favorable a la virtud, otros nacen un ambiente favorable al vicio

Archivo 1407
Vivir en la misa distintos momentos de la vida de Jesus

Archivo 1408
Los mandamientos de la Ley de Dios

Sermón 1409
La sabiduría de Salomón (I parte)

La sabiduría de Salomón (II parte)

Sermón 1411
La sabiduría de Salomón (III parte)

Sermón 1412
La sabiduría de Salomón (IV parte)

Sermón 1413
La sabiduría de Salomón (V parte)

Sermón 1414
La sabiduría de Salomón (VI parte)

Sermón 1415
El Monasterio Blanco de Egipto

Sermón 1416
Los santos que se mencionan en el Canon I de la misa

Sermón 1417
Las vírgenes necias a las que se les acabó el aceite de las lámparas

Sermón 1418
El seguimiento de Cristo

Sermón 1419
Dice el salmo: Escucha, hija, inclina el oído

Sermón 1420
Carta a la iglesia de Filadelfia I

Carta a la iglesia de Filadelfia II

Sermón 1422
Se acercaron a Jesús unos fariseos y le preguntaron: la ciencia moral

Sermón 1423
Sermón sobre Venezuela
Predicado en una capilla de la Catedral de Orange (California) ante los venezolanos allí congregados


Sermón 1424
El joven le preguntó a Jesús: ¿Qué tengo que hacer de bueno?

Sermón 1425
María como reina

Sermón 1426
La parábola del pago a los trabajadores de la viña

Sermón 1427
Dios, el clero, su Iglesia: la autoridad dentro del Pueblo de Dios

Sermón 1428
Los cristianos no debemos envenenarnos por la política

Sermón 1429
Fiesta de la natividad de la Virgen María, año 2017
El cantar de los cantares como libro que trata del amor de María

Sermón 1430
Lo que atares en la tierra I

Sermón 1431
Lo que atares en la tierra II

Sermón 1432
San Cipriano

Sermón 1433
Fiesta del dulce nombre de María:
¿Por qué aparece poco la Virgen María en la Biblia?

Sermón 1434
Bienaventurados serán los pobres

Sermón 1435
El que cree en Jesús no será juzgado

Sermón 1436
Santa María de los dolores

El libro del Eclesiástico

Sermón 1438
Las palabras sobre el perdón en el libro del Eclesiástico
http://www.ivoox.com/sermon-1438-las-palabras-sobre-perdon-en-audios-mp3_rf_20946620_1.html



.................................................................................................................



Todos los sermones
Los sermones del 1305 en adelante se pueden escuchar aquí:

Los sermones del 696 al 1305 se pueden escuchar aquí:

Los sermones del 1 al 696 se pueden escuchar aquí: