jueves, marzo 21, 2019

Sugerencias pías para presbiteros


Desde que era seminarista, tuve la ilusión de tener una cruz grande en el salón de mi casa. Fue una idea que me acompañó a lo largo de los años. He contado a mis amigos como esperé, durante años, a poner esa cruz. Ninguna de las que veía me convencía. Hasta que un día los hechos se conjugaron para indicarme que una era la cruz perfecta.

Después, busqué otra cruz para el altar donde celebro misa. Para mí el crucifijo ante el que voy a celebrar cada día es algo importantísimo. Tenía que ser una imagen que me diera mucha devoción. Finalmente, conseguí una que me ayudó muchísimo a la celebración de la eucaristía.

El problema era que la cruz del altar (que era posterior) me gustaba más que la que tenía en casa (que era anterior). Así que, la semana pasada, por fin, puse la cruz que creo que será la definitiva, si hay algo definitivo en este mundo: estoy seguro de que no. En fin, esta cruz será todo lo definitiva que pueden ser las cosas. Os pongo las fotos debajo. 

Pongo las fotos no por vanidad, sino para animar a mis hermanos sacerdotes a que pongan crucifijos en el altar que les sean una ayuda grande para el sacrificio de la santa misa. A mí esto y un buen misal me ha ayudado muchísimo. 






miércoles, marzo 13, 2019

El misal que uso todos los días en la misa


Tengo la inmensa fortuna de celebrar en un altar que tiene una preciosa cruz sobre los manteles, una cruz que me da muchísima devoción. Cómo cambia la misa si se puede mirar el rostro de Cristo que nos mira a su vez desde la Cruz. En su momento, ya puse una foto de esa cruz en un post:

Después llevé a cabo algo que había tenido en mente durante un par de años: realizar un misal de gran formato donde pudiera haber letras capitulares y márgenes para hacer anotaciones. Y, sobre todo, pronunciar las palabras de la transubstanciación en unas páginas que reflejasen la augusta majestad de ese momento. Abajo pongo una foto de esas dos páginas que son el centro de la misa.

 En realidad, no es un misal entero, sino solo los cuatro cánones del misal actual de España.

¿Por qué lo digo aquí? Porque estoy pensando venderlo y con el dinero hacer un misal mejor: con mejor encuadernación y mejoras por aquí y por allá.

Si alguno está interesado en comprarlo, que se ponga en contacto conmigo: fort939@gmail.com
Preferiría que lo comprara alguien como regalo a un sacerdote que lo fuera a utilizar.

La primera foto de abajo es la de la consagración del pan y del vino.