domingo, agosto 21, 2016

Se me ha llenado el blog de numerarios y supernumerarios


Me preguntaba hoy una médica vasca qué razón tengo para tener tan buena opinión del Opus Dei. Querida amiga, te voy a contestar con total sinceridad.

Una razón muy menor, pero muy menor, es lo bien que me caen los sacerdotes de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz de mi diócesis; con tres soberbias excepciones.

La segunda razón es que la Obra ha sabido mantener un magnífico equilibrio entre el tradicionalismo de algunos grupúsculos y el laxismo tan imperante en los años 70 y 80. Ha mantenido una total fidelidad al Magisterio, pero sin los rigorismos que he visto en otros lugares. La vida que propone a laicos y sacerdotes, siendo exigente, no resulta opresiva. Gira toda ella en torno a un plan de vida de medidas perfectas.

Alguien podrá pensar que esto es muy sencillo de conseguir. En teoría sí, pero cuando tu institución se hace colosal en cuanto al tamaño e influencia, es fácil caer en mesianismos personales. El Opus, a estas alturas ya somos amigos y podemos abreviar, ha sabido evitar el caer en la adicción a las revelaciones privadas a las que tan aficionados son otros.

Después, eso es necesario reconocerlo, los del Opus son los mejores directores espirituales. Y no sólo eso, cuentan con todo un microcosmos de círculos, meditaciones, retiros y convivencias que apuntalan, refuerzan y consolidan cualquier conversión, cualquier deseo de ir más allá de una mera vida en gracia de Dios.

Eso puede parecer muy fácil de conseguir, pero no lo es. Reconozco que, por más que lo he intentado, nunca le he tenido devoción a San Josemaría. Y eso que no tengo la menor duda de su gran santidad. Algunos miembros sacerdotales de la Obra han tenido actuaciones bastante feas hacia mi persona. Pero siempre he distinguido entre la institución y las personas. Hacer esa distinción es una cuestión de mera justicia.


Post Data: Como recibo muchos comentarios acerca de cuál es mi opinión sobre el Camino Neocatecumenal, recuerdo que ya la he dado muchas veces. En este blog he hablado más del Camino que del Opus. Mi opinión del Camino es positiva y favorable, siempre lo defiendo. Pero mientras no sustituyais las canciones de Kiko por gregoriano o motetes de Tomás Luís de Vitoria, no os hagáis ninguna ilusión de que me haga supernumerario del Camino. 

9 comentarios:

  1. Anónimo9:17 p. m.

    Desde hoy cuente con mis oraciones. De parte de una supernumeraria! Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Padre Fortea,

    La «mala prensa», y « La persecución » en contra el.Opus Dei» ha sido feroz.Y ese veneno ha permeado muchos tejidos sociales e individuales.

    Y me temo que ha hecho mella tantas calumnias en.el.comun de los.cristianos, y al.decir común, no digo mediocres, sino común, algunos o.quizás muchos, « dedicados cristianos».

    Por ello creería que el Opus Dei, debería sino.lo está haciendo ya, dedicar importantes espacios a pastorear a sus colegas de fe, a fin de compartir en.común valores, principios, e identidad de la Iglesia Católica.

    Los laicos del.común usualmente nos confundimos un poco, o mucho. con posturas tales como las del clero que se ubican del lado de la izquierda como a los que se ubican del lado de más derecha. En lo personal un rostro de Carlos Marx con sotana lo encuentro como un Leviatán o.de un Mussolini o.Hitler con sotana como un vampiro.

    Mucha oración a favor del Opus Dei, y de la Iglesia Católica y sus ministros y pastores. DIOS los bendiga, El Espiritu Santo Los ilumine, la Santísima Virgen María los proteja. Amén.

    ResponderEliminar
  3. Soy del camino y hay veces que te daría la razón, me gusta el gregoriano

    ResponderEliminar
  4. Hermosa la imagen de esta publicación.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6:17 a. m.

    Además padre, reconocer que hasta en el ámbito de la educación los del opus se preocupan de hacer bien las cosas; prueba de ellos son los colegios; universidades, etc que siempre destacan en ámbitos académicos. De hecho usted estudió en Navarra cierto jeje

    ResponderEliminar
  6. Estimado padre Fortea,
    Qué opinan de la orden de los Carmelitas? cuál cree que ha sido su aporte más importante a nuestra Iglesia?
    Saludos:)

    ResponderEliminar
  7. A penas leeo y no soy numeraria ni nada pero voy a las meditaciones y me confieso en opus y me encantan lo confieso😃 DTB

    ResponderEliminar
  8. Anónimo6:10 p. m.

    Fortea el OPUS guste o no hace mucho bien, y su mensaje es y será siempre una auténtica revolución ser santo en lo ordinario..... Es una institución equilibrada afín al magisterio, seria y desinteresada....

    ResponderEliminar
  9. Obrigada Padre Fortea. A minha filha mais velha conheceu a obra há dois anos e decidiu ir para numerária. É bom ouvir bem da obra. Existe uma moda dentro da igreja que gosta de dizer mal da obra. Eu e o meu marido admiramos a Opus Dei. São exigentes e ninguém lhes ganha em catequese.

    ResponderEliminar