viernes, enero 21, 2022

Un vídeo sobre la sinodalidad

https://www.youtube.com/watch?v=HLSaIdq2UYs


El invierno de una mala persona que necesita autoafirmarse

 

Estoy muy triste con la posible invasión de Ucrania por parte de Putin. Las víctimas, por igual, serán rusos y ucranianos. Mi compasión va hacia los dos bandos. Víctimas de un impresionante ego que ya ni las fronteras rusas son capaces de contener.

Si finalmente se produce la invasión, no pienso que eso incendie el mundo con más guerras; el mal quedará contenido en Ucrania. Pero sí que se dará comienzo a una época en que alguna otra potencia puede seguir por el mismo camino de obligar a los demás a aceptar los hechos consumados.

................................

No importa qué negro se ponga el cielo, no importa cuántas batallas venza un ególatra. El número de batallas ganadas resulta indiferente. Solo importa a quién le conceda Dios la victoria final.

Durante los cuatro meses de la Batalla de Inglaterra, se decidió si Hitler consolidaba o no sus conquistas. Estados Unidos ya había dejado claro de forma rotunda que no iba a intervenir en esa guerra.

2550 aeronaves alemanas se enfrentaron a 1964 naves inglesas y aliadas. 544 británicos y aliados murieron. Hitler no pudo consolidar su imperio del Mal a causa de quinientas personas que se sacrificaron hasta la muerte. Gracias a esos 500 caídos, el parlamentarismo, la tolerancia, la libertad volverían a brotar en el Viejo Continente.

Sin el sacrificio hasta la muerte de esas concretas 544 personas, el invierno del fascismo hubiera durado dos o tres generaciones.

Hitler en 1940 lo tenía todo. Lo único que no se le había concedido de lo alto fue la victoria final.

.........................

Si Rusia invade Ucrania, ese error traerá consigo nuevos errores: prisión, torturas, represión. Aunque no llegue a clavar su puñal, el tirano ya ha amagado con hacerlo, ya ha amenazado al inocente en la plaza, delante de todos. Aunque no lo haga, él ya se ha quitado la máscara.

Putin ahora está empeñado en repetir todos los errores de la historia. Como le dijo el enviado británico a Milosevic al final de la entrevista, como despedida: “La próxima vez nos volveremos a ver cuando sea usted juzgado en el Tribunal Internacional de la Haya”.

https://www.youtube.com/watch?v=_qhLPWcm-0w


jueves, enero 20, 2022

Hacia donde va la iglesia alemana



Este es un artículo que se me pidió, hace meses, para una revista alemana católica que iba a dedicar una serie de artículos sobre el futuro de la vida católica. El artículo le gustó al que me lo encargó (y a otros que lo leyeron), pero se “atascó” en las oficinas de la publicación. No tengo la menor duda de que el contenido no fue del agrado de la línea editorial.

Cuando se me propuso escribir un artículo sobre el tema del camino sinodal alemán, me pregunté qué podría yo decir que fuera nuevo; qué podría decir que no fuera una repetición de lo ya escuchado centenares de veces. Después de reflexionar, pienso que mi aportación radica en ofrecer algunas sugerencias acerca de cómo organizar el camino sinodal.

Si observamos la historia de la Iglesia, comprobaremos que el camino sinodal es algo querido por Dios, pero no siempre los concilios dieron como resultado un fruto recto. Hoy día a las reuniones que se “extraviaron” los denominamos conciliábulos, pero en su día fueron considerados por sus integrantes tan verdaderos concilios como los que dieron definiciones que han pasado al magisterio de la Iglesia. Por poner algún ejemplo, el segundo concilio de Éfeso (del año 449) nunca ha sido considerado expresión de la fe de la Iglesia, aunque pretendiera definir artículos de fe.

Un sínodo, un concilio, cualquier reunión eclesiástica, puede ser encauzada de un modo excesivo e ilegítimo, pueden existir presiones; y a eso hay que añadir que un concilio regional o un sínodo provincial no tiene necesariamente que ser expresión de la fe de la Iglesia. Un sínodo regional tiene asegurada la asistencia del Espíritu Santo, pero no tiene asegurado que el resultado final sea indudable expresión de la fe de la Iglesia. En un cónclave, por ejemplo, la asistencia del Espíritu Santo está garantizada, pero eso no significa que los purpurados atiendan a la voz de Dios. La elección de un sumo pontífice no necesariamente es la expresión de lo que quería Dios.

         De ahí que la escucha del Espíritu es absolutamente necesaria. De esa escucha dependerá que el resultado sea o no expresión de la Voluntad de Dios. Lamento romper cierta visión acerca de los sínodos como algo absoluto, pero la historia de la Iglesia es clara: solo los concilios universales en unión con el Romano Pontífice tienen asegurada la infalibilidad. Esa ha sido la tradición constante de la Iglesia.

Por lo tanto, los participantes del sínodo alemán deben hacerse conscientes de su propia falibilidad tanto personal como colectiva. Ellos no pueden desligarse de la estructura de verdad que es el, podríamos llamarlo así, “sínodo universal”. El sínodo puede ser creativo dentro de la fe. 

Pero como no nos pondremos de acuerdo en qué entra o no dentro de la fe, al menos hay que aceptar la estructura eclesial para la custodia de la fe establecida en la Iglesia por el mismo Jesucristo mientras estuvo sobre la tierra. Si no se acepta ese “orden eclesial universal”, el sínodo inicia sus deliberaciones en un punto de partida descentrado. Lo que se estaría deliberando no es tal o cual cuestión moral o bíblica, sino el mismo ser de la Iglesia, la capacidad de la Iglesia para salvaguardar la fe entregada por Cristo.

Muchos lectores habrán pensado que soy un tradicionalista: para nada. Soy de la opinión de que la teología debe avanzar dentro de una evolución homogénea del dogma. Mis posiciones son progresistas, pero de un progresismo que cree en un depositum fidei, el depósito de la fe. Pero si el progresismo supone la revolución, es decir, la demolición de los pilares que sustentan nuestra conexión con una verdad pretérita inalterable; entonces, que no cuenten conmigo en ese “incendio”.

Yo soy español y la verdad es la misma en Alemania y en España. El sínodo alemán no puede determinar qué es la verdad para los españoles. Y, evidentemente, la verdad no es una en el norte de Europa y otra en el sur; tampoco lo que era verdad en el siglo VII deja de ser verdad en el siglo XVIII. El sínodo alemán, por muy democrático que sea, no puede obligarme. Luego todos los integrantes del sínodo deben aceptar que forman parte de una familia y que un cierto número de votos no podrá obligar a la Iglesia de los cinco continentes a creer o no una cosa; pues las cuestiones debatidas en esa reunión germana afectan directamente a lo que es la verdad en la Iglesia: ¿la Iglesia se ha equivocado al enseñar universalmente tal o cual cosa?

         Soy progresista (dentro de la tradición), pero sería ingenuo no darse cuenta de que las cuestiones morales que se han planteado afectan de lleno al concepto de magisterio en la Iglesia Católica. O se acepta que cualquier decisión debe someterse a la “familia universal”, o se acepta que existen “pastores de pastores” con un encargo específico de Cristo; o si no, muchos alemanes estarían cayendo en el mismo error eclesial que la Iglesia copta en el siglo V (cuando se separó de la comunión) o que la Iglesia armenia (cuando rompió en el siglo VII) o los Viejos Católicos (en el siglo XIX).

miércoles, enero 19, 2022

Siempre me han gustado las cubiertas de las biografías

 



Hola a todos. Voy a tratar de contestar a algunas preguntas que me habéis hecho en la sección de comentarios.

............................

La nueva autobiografía vuelve a contar toda mi vida, entera; no parte desde donde acabó la otra. Pero lo hace con dos características, no repetir nada de lo dicho en la primera; y la segunda es que trato de ir a la síntesis, al resumen lo más breve posible. La segunda autobiografía, aunque expone los hechos de muchos más años, es bastante más breve que la primera.

.............................

Publicar con editoriales de tamaño medio es necesario. Es lo que hace que un libro esté en las librerías y la gente lo lea. La publicación en digital reduce los lectores a una fracción. Si publicas en digital eres completamente invisible para programas de televisión acerca de libros, tertulias literarias radiofónicas. Hasta para los blogs de literatura eres inexistente si no publicas en papel con una editorial media.

................................

He estado revisando el desván de obras no publicadas. Aquellas obras que escribí hace muchos años. Por fin puedo decir que no queda ni una obra importante mía importante sin publicar. Todas las que valían algo han sido revisadas y publicadas, o ya están en manos de un par de editoriales.

La revisión de esas obras inmaduras me llevó a eliminar varias de ellas. En realidad, las estaba eliminando todas. Tras una lectura en diagonal (en realidad, a saltos), la condenaba.

Finalmente las recuperé del cesto de basura del PC y decidí que, bueno, que si alguien quería leerlas, las pondría en una carpeta con un gran aviso en la primera página de cada escrito. Un aviso que dejara claro que las consideraba por debajo de mis “obras menores”, que eran un testimonio de cómo escribía cuando empecé, obras testimoniales.

Acabaré poniendo una carpeta con esas obras testimoniales en Biblioteca Forteniana. Pero todavía no, dadme tiempo, unos años, porque me dan un poco de rubor: escribía un poco mal, las historias son propias de un jovenzuelo inmaduro.

Las obras testimoniales deben ser unas quince obras, pero son muchos cientos de páginas. El pianista para aprender a tocar debe tocar muchas horas. El escritor para aprender a escribir, debe dedicar tiempo a esa labor. Pero esos cientos de páginas son perfectamente dignas de ser quemadas en una pira. Como son archivos Word, no puedo quemarlos. Dicen que los PDF arden mejor.

¿Algún joven de dentro de tres o cuatro generaciones se pondrá a leer miles de páginas mías? ¿Algún joven, entre videojuego y videojuego, se concentrará en mis páginas hasta acabarlas todas? ¿Alguna veterinaria jubilada empleará sus mañanas en un porche, con un té al lado, a leer libro mío tras libro? ¿Alguna coronel en quién sabe qué cuartel será tenaz en ocupar sus ratos libres en la tarea de leerme?

Os aseguro que también contemplo la posibilidad del completo olvido de todas mis obras. Con toda sinceridad creo que eso será ya muy difícil con mi colección de obras sobre demonología, pues están en manos de demasiados lectores.

martes, enero 18, 2022

Biografías

 


He acabado de revisar mi segunda autobiografía. En esta segunda revisión me he reconciliado más con mi escrito. Me da una pereza inmensa buscar ahora editorial. Salvo que surja alguna propuesta interesante, de momento voy a esperar a presentarlo a valoración.

Hay que reconocer que en mi caso las propuestas interesantes nacen de contactos, de alguien que conoce a alguien. Así se publicó mi primera autobiografía.

Aunque mi primer libro se tituló Memorias de un exorcista, en realidad, se trata de una autobiografía. El título original y el que más me gusta no era ese. Este segundo libro hubiera querido que fuera un libro de memorias más bien, pero al final lo que ha surgido ha sido una biografía; con muchas reflexiones, pero biografía. Había muchas cosas que contar.

Summa Daemoniaca se publicó por una propuesta que partió de una editorial mexicana. Mi primera autobiografía gracias a una llamada de Pitita Ridruejo a una amiga suya. Todas las traducciones de mis libros han sido propuestas que han partido de otras editoriales. Salvo la versión italiana, que nació de un encuentro casual con el director de la editorial. Compadezco al pobrecillo escritor anónimo que presenta su original a una editorial, es como una sardina en medio del mar. Sus posibilidades de convertirse en ballena, son las mismas que tengo yo de convertirme en obispo a título póstumo.

Os confieso que he escrito este post en la esperanza de que algún lector sea primo segundo del subdirector de alguna editorial.

Pero he de ser realista, este año hay más posibilidades de que Putin invada Ucrania que el que yo publique mi biografía. Hay más posibilidades de que aparezca un segundo volcán en Palma que el que podáis hojear ese libro. El mundo editorial es así y resulta más probable que aparezca la variante COVID-h141-Terminator que no el que os metáis en la cama con mi obra en la mano.

lunes, enero 17, 2022

Museos, iglesias, Putin

 





La persona que hizo el sitio de ayer, ha hecho un vídeo explicando cómo usar el sitio. Para tener toda la información unificada, he puesto el vídeo en el post de ayer.

.................................

He puesto estas fotografías de algunos museos actuales. Cuando me quejo de cómo se están haciendo las iglesias y catedrales contemporáneas, basta ver estas fotos para ver que no me quejo por capricho.

..............................

Lo que decía de mi amigo ayer es que me dolió muchísimo. Se ha entregado de todo corazón a trabajar por la empresa en un alto puesto. Más interés y esfuerzo (en horas) no ha podido poner. Y el resultado, tras un año, es que a su jefe le parecía mal que pusiera los gastos más razonables en sus viajes de empresa. Todo el agradecimiento por tanto trabajo ha quedado en nada, ante el mal humor del jefe que le reñía por un puñado de gastos ridículos en cuantía; pero, además, totalmente justificados. Mi amigo ha quedado desmoralizado, triste, se siente fatal. Encima dejó su magnífico puesto en otra empresa (donde se llevaba genial con el jefe) por las promesas de este sujeto que ahora lo trata fatal. Menos mal que mi amigo es muy religioso y todo lo lleva a la oración ante Dios.

.....................................

Lo de Putin está empezando a ponerse peligroso. Tiene un país empobrecido, con una economía estancada sin posibilidades de expansión, y en lo único en lo que piensa es en invadir a los vecinos.

Hay dos tipos de dictadores. El dictador gordo que solo piensa en meterse en el jacuzzi de su palacio y beber licores caros hasta la hora de la cena, y lo que pase en el mundo exterior (el de fuera de palacio) no le importa nada. Y el dictador delgado que se aburre y que se pregunta cada día qué podría hacer para que el mundo lo respetara más.

El primer tipo de dictador, el dictador fofo, solo necesita un sofá, un jacuzzi y una cama gigantesca rodeada de elementos dorados por todas partes. El segundo tipo de dictador siempre tiene cara de estar enfadado porque se aburre. Siempre piensa de sus colegas jefes de Estado: “Os vais a enterar. Os puedo hacer más daño del que pensáis”.

Como veis son dos formas de entender la política, la política tiránica.

domingo, enero 16, 2022

Un lugar para leer mis sermones

Una persona ha empleado mucho tiempo en poner a disposición de todos los que lo deseen un millar de sermones míos en audio y transcritos:

https://share.streamlit.io/amezet/audios_fortea_app/main

La verdad es que muy agradecer tantísimo esfuerzo. Espero que sea una herramienta útil para todos. Adjunto un vídeo donde se muestra cómo se usa el sitio con todas sus opciones:

https://www.youtube.com/watch?v=_6ZdeeouQ_0


Cuando algún día se desvele lo que había en los corazones

 

Ayer, tras la cena, vi a trozos, (mientras hacía otras cosas por la casa) la película El puente de los espías. Una película bastante mediocre, pero con momentos muy emotivos. Ya la había visto dos veces. Me llamó la atención, otra vez, cuando el prisionero habla del “Hombre de pie”. El hombre que golpeado por partisanos siempre se volvía a poner de pie. Lo golpeaban de nuevo, más fuerte, pero siempre se volvía poner de pie.

Bien, eso me recordó a otro episodio (que no puedo contar sin sacar a la luz las vergüenzas de otros) en el que un hombre, un hombre solo, un sacerdote diocesano, fue heroico. Fue heroico contra viento y marea. Cuando la persecución destiló lo mejor de él, esa misma situación extrajo lo peor de lo más lamentable del clero que le rodeaba.

La misma situación sacó lo mejor de uno y lo peor de unos cuantos. Cuanto más noble se mostró él, más miserables se mostró un puñado de clérigos.

En este asunto se podría decir que “bueno, que hay dos versiones del asunto”. Sí, sí, es cierto. Pero los golpes los daban solo los de un lado. El hombre noble siempre habló con la cabeza en alto y sin ocultarse. Los que tenían la otra versión, siempre hablaban en pequeños corros y bajando la voz.

El protagonista digamos que ya está “muerto”, y parte de sus atacantes ya también, han muerto de viejos. En el mundo no hay justicia, o más bien la hay limitada; o quizá sí que la hay, pero oculta. No tengo la menor duda de que en el más allá los murmuradores habrán llorado amargamente sus faltas. “¡Qué ciegos fuimos!”. “No, no fuisteis ciegos, no fue una equivocación; fuisteis malos”.

sábado, enero 15, 2022

En el centro está la abuela del último emperador. Ella fue la última que tuvo poder sobre China.

 

Se me había olvidado que si tomo más de determinada cantidad de jamón por la noche, me da insomnio. Lo mismo me pasa con las aceitunas o el chocolate. Ayer a las 3:00 de la mañana, aburrido de dar vueltas en la cama, me levanté.

Sea dicho de paso es una cama inmensa, la de mis padres de Barbastro cuando se casaron. El problema es que cruje por todas partes cada vez que me muevo, pero no me importa porque me he acostumbrado.

El caso es que me levanté, me senté en mi sillón, en bata, cubierto por una manta, y vi el final de El último emperador. Qué dramón. Magnífica. La primera vez vi la película en el seminario. Un espectáculo para los ojos, una historia impresionante.

Como me quedaba poco por ver de esa película que ya había comenzado a ver varios días antes, vi Las reliquias de la muerte (2ª parte). Esta película de Harry Potter la vi con el vídeo a la máxima velocidad. Solo me interesaba detenerme en las escenas que mostraran una arquitectura interesante. El guion tiene un interés nulo, pero sigo pensando que la arquitectura neogótica del Castillo Hogwarts es una fantasía magnífica.

Curiosa contraposición, en la primera película, la historia es impresionante, quieres verla paladeando cada detalle. En la segunda película la historia no es otra cosa que una aburrida sucesión de lucecitas saliendo las varitas mágicas, conejos y más conejos saliendo de las chisteras.

Aún me quedó tiempo para ver con el vídeo a la máxima velocidad Mortal Engines. Ya desde el principio sabía que la historia iba a ser un aburrimiento, pero quería ver si había algún aspecto estético que valiera la pena: la realidad es que no.

A las 5:00 de la mañana me fui a la cama y me dormí al instante.

..............................

La vida del último emperador de China. No, no es una vida como la de cualquier otro ser humano. Es una vida digna de ser contada.

viernes, enero 14, 2022

Unas palabras sobre el Talmud


El Talmud no lo cito jamás en mis sermones porque es un inmenso cuerpo de enseñanzas humanas del que nunca he sacado nada que me aprovechara. Reconozco que mi conocimiento del Talmud es muy pequeño, pero es que todo lo que he leído (en varias de las obras que lo componen) no me ha animado a seguir adelante. Al menos, no es tan deformante como la cábala. Pero quien haya leído el razonamiento del Talmud y el de los doctores de la Iglesia, quien haya leído las enseñanzas del Talmud y las enseñanzas de los Padres de la Iglesia comprobará la diferencia de peso en el contenido desplegado en unos escritos y en los otros.

Lo triste del Talmud es que, en la práctica, se ha convertido en un cortinaje que aleja del Antiguo Testamento al pueblo hebreo. Es tanto el tiempo que se requiere para leer, estudiar y comprender todas esas tradiciones posteriores de escritores judaicos que el tiempo para la Torá queda muy reducido.

No quiero equivocarme, pero tengo la sensación de que si observamos los razonamientos y enseñanzas de muchos rabinos actuales, nos damos cuenta de que son talmúdicos, no escriturísticos. Ellos siempre defienden que el Talmud es una obra humana, pero lo humano ha acabado (como en el caso de los fariseos) invadiendo el lugar que debería ocupar la Torá.

........................

Cuando me he encontrado con cristianos católicos y protestantes que han querido judaizar su práctica de la fe, eso siempre me ha parecido un error.


jueves, enero 13, 2022

Unas palabras sobre la cábala

 

Jamás en mis sermones me veréis citar ni la cábala ni el Talmud. Algunos, erróneamente, escriben en castellano cábala con esta grafía Kabbalah, como si la simplicidad de la palabra castellana para designar esta corriente, les molestara. Piensan, y no se equivocan, que una palabra de aspecto más exótico hará volar la imaginación.

La cábala es una corriente herética del judaísmo; así de claro y así de simple. Se ha extendido tanto entre las comunidades hebreas que ha tomado tintes de legitimidad, pero es una serie de doctrinas que se aleja totalmente de la enseñanza bí
blica. Esta doctrina no supone una profundización teológica en el Antiguo Testamento, sino un distanciamiento de sus enseñanzas.

Y eso sin contar con que su extensión y complejidad hace que, en la práctica, se sustituya el estudio del Antiguo Testamento por el estudio de esas tradiciones humanas erróneas.

Aunque es una impresión y no puedo afirmarlo categóricamente, me parece que se lee más el Antiguo Testamento en la Iglesia Católica que no entre estos grupos de gente muy aficionada a la cábala.

 Para confundir más a los no hebreos, se presenta como la parte mística del judaísmo. No entiendo qué tiene de místico un conjunto de enseñanzas pseudoteológicas.

Yo siempre busco lo positivo de todas las corrientes religiosas. Pero la cábala aleja de la Verdad, perdiendo al estudiante en un laberinto de doctrinas humanas que hay que aceptar por pura autoridad. Mañana hablaré del Talmud.

miércoles, enero 12, 2022

El fruto consumado del pecado es la pérdida del Jardín del Edén



Cuando escribí el post de ayer, la verdad es que esperaba que me diera su opinión una persona, y me la dio por email.

La gente común no sabe lo difícil que es sintetizar el mandato de un presidente de gobierno en diez o quince líneas. Lo mismo se puede decir de un arzobispo.

Todo el mundo juzga a la ligera. Saca conclusiones con muy pocos datos; y lo que es peor todavía, dando por descontado que esos pocos datos son verdaderos.

Me acuerdo que, una vez, un amigo cuyo buen sentido y bondad están fuera de toda duda llamó “obispo absentista” a monseñor Guerra Campos. Los que conocemos su figura sabemos que si hubo un obispo dedicado a su diócesis y solo a su diócesis fue precisamente este.

Aquel comentario fue un recuerdo, aplicable también a mí, de que podemos sacar conclusiones muy injustas. ¿En cuántos errores no incurriré yo sin darme cuenta?

Ser acusado en falso es lamentable, pero a veces es que alguien es acusado precisamente en la materia en la que su virtud es heroica. Me recuerda lo que escribí en otro post hace años:

Curiosamente, en 1722, cuando Bach solicitó el puesto de director en Leipzig, había cinco músicos como posibles candidatos. El consejo de la ciudad ofreció el puesto a dos de esos cinco. Pero declinaron la oferta. Bach obtuvo el puesto. Pero como comentó un miembro del consejo municipal: Ya que no podemos conseguir al mejor, tenemos que contentarnos con el mediocre.

Una pequeña muestra del mediocre titulada: Te damos gracias, oh Dios, te damos gracias:

https://www.youtube.com/watch?v=KUqvCr7SOok&t=1166s

Conclusión, no juzguemos. Somos tan tontos que no nos damos cuenta cuando nos equivocamos. Levantamos la espada en alto, la zarandeamos, inconscientes de que hacemos el ridículo.


martes, enero 11, 2022

Un hilo temático para los comentarios de hoy

 

Hoy estoy mejor, pero todavía tengo síntomas: diarrea intensa, un poco de apetito, sigo sin oler nada, ayer todavía tuve un poco de fiebre.

 Como ya no hay mucho que comentar, no diré nada sobre mi enfermedad hasta dentro de una semana. Espero que lo siguiente que tenga que decir es que ya se ha ido hasta el último síntoma.

..............................................

Hoy estaba meditando acerca del cardenal Rouco. Yo no pertenezco a su archidiócesis, así que no tengo mucho conocimiento de su persona. Pero sí que me interesa, en el hilo de comentarios, que si alguien tiene un conocimiento seguro (no por artículos de prensa) acerca de lo que ha significado su paso por Madrid o de algún detalle interesante de su personalidad, le agradecería que lo compartiese.

Como mero personaje histórico me interesa saber más sobre su figura. En fin, desearía que los comentarios de hoy fueran un civilizado lugar de aportación de datos acerca de su paso por la archidiócesis de Madrid.

...............................

No es nada sencillo hacerse una idea global de lo que significa el paso de un arzobispo por una archidiócesis. Unos hablan maravillas; otros, lo contrario. Lograr la síntesis adecuada de las luces y sombras de un tiempo de gobierno es complicado.

Ya os adelanto que para mí el gran prelado que ha pasado por Madrid, desde que vivo en Alcalá, es, sin duda, el cardenal Suquía. Si alguien realizó una gran reforma, fue él. Y como persona me parece que era una delicia.

..............................

Del cardenal Rouco me consta que le encantaba visitar monasterios de clausura, sentarse y hablar con ellas sin prisas.

Al primer obispo de Alcalá le divertían muchísimo las películas de 007. Me consta que Juan Pablo II vio la comedia "La princesa prometida", porque en una entrevista el actor protagonista dijo que al saludarle el papa le había dicho que la había visto.

lunes, enero 10, 2022

Crónicas omicronianas: floto tras lo peor de la tempestad

 

Mi temperatura, a la 1:00 de la tarde, volvía a ser la normal en mí: 35,6º. Sí, ya sé que es muy baja, pero es la habitual en mi cuerpo. Y al levantarme por la mañana todavía más baja. A las 18:30 la temperatura ya era un grado superior. Señal de que algo de infección todavía queda. Todavía hay grupos bioanarquistas haciendo barricadas en mis venas.

Sigo sin apetito, como poquísimo. La diarrea sigue. La garganta muy mejorada. Solo tuve dolor de cabeza un día. Una señora polaca me regaló unos sobres de sopa de caldo de ave que me están deliciosos, son lo único que deseo tomar. Eso y un poco de fruta. 85,8 kg. es mi peso actual. Lejos de los 89 kg. que llegué a pesar en el entorno de las navidades.

Tomo un rato el sol sentado junto a la ventana de mi dormitorio. Me saco la camisa y leo un rato con un sombrero en la cabeza. Siempre dudo si unos 20 minutos serán suficientes para recargar mi cuerpo con vitamina D. También hago ejercicio, aprovecho para andar por la casa en cada llamada de teléfono. Aunque ha habido días en que solo quería dormir y no hablar por teléfono.

Tengo la sensación de que lo peor de esta infección fue hace tres días, cuando tuve dos grados de fiebre.

La idea de que mi cuerpo está como las calles de Kazajistán tiene su poesía. A mis fagocitos no les he dicho que dispersen toda manifestación vírica, simplemente les he dado una consigna: “¡Devoradlos!”.

domingo, enero 09, 2022

Crónicas omicronianas: ya es oficial

 

Hoy me he hecho la prueba de COVID en el hospital: y he dado positivo. Comienzo un confinamiento de, al menos, una semana.

No me importa lo más mínimo confinarme porque la verdad es que tampoco estoy para muchos trotes, solo me apetece estar en mi sillón con una manta encima.

Siempre he tenido facilidad para dormirme, pero desde hace cuatro días es que desde el momento en que pongo mi cabeza en la almohada yo creo que no podría contar ni 3. Y eso que estos días estoy durmiendo nueve horas cada noche.

........................................

Cada persona que me llama me sermonea durante cinco minutos. El sermón siempre tiene el mismo tema:

—Si tomas la vitamina tal, en menos de cuatro días....

—Lo que tienes que hacer es tomar el mineral cual....

—Prueba con la hierba X, tomándola tres veces al día...

—Hágame caso, tome una cebolla, etc., etc.

Y cada uno de ellos se enfada si no le aseguras que le vas hacer caso. El padre predicador (siempre suelen ser mujeres) acaba con la misma conclusión evidente que está fuera de toda duda: “Bueno, si no quiere curarse...”.

sábado, enero 08, 2022

Crónicas omicronianas: estoy igual



 La preciosa foto es de un monasterio en Nuevo México, la Abadía de Cristo en el desierto.

Pensé que ya hoy estaría perfectamente bien, pero tengo 1,5º de fiebre, ronquera; y moderadamente tos y diarrea. Con la enfermedad he perdido ya dos kilos de peso. Desde que escribí la penúltima línea he ido cuatro veces al aseo. Borremos la palabra “moderadamente”.

....................................

La lucha entre elfos y orcos se reproduce en las venas y arterias de mi cuerpo. Recordad que los orcos como todos los soldados imperiales de Star Wars morían en grandes cantidades, el problema es que siempre salían más orcos y más efectivos imperiales.

Este desequilibrio de mortandad vale para todas las películas, desde la saga de Indiana Jones hasta Flash Gordon. Aunque en Star Wars de vez en cuando, en mitad del tiroteo, se oye el Grito Wilhelm.

......................

Este año ha ocurrido un hecho increíble. ¡Mi madre se está leyendo Paulus! Siempre consideré que era más probable que Harry Potter se pasara al bando de Voldemort que no que mi madre leyera ese libro, pero ya lleva 170 páginas.

viernes, enero 07, 2022

Crónicas omicronianas: estoy mejor

 

Gracias por todas vuestras oraciones. Hoy ya me encuentro muchísimo mejor. No siento fiebre. Sigo teniendo la ronquera y esta noche me ha dado un ataque de tos durante un rato. Pero estoy muy bien.

Mis padres no se han contagiado. Menos mal. Si para un día que voy, les contagio, me hubiera sentido culpable.

................................

Lo peor, de todas maneras, no es morirse, sino acabar en alguno de esos espantosos columbarios parroquiales. Todos los columbarios antiguos son, estéticamente, formidables. Todos los columbarios actuales son deleznables. Es como si hubiera un concurso mundial a ver quién construye el columbario más feo posible.

...........................

En las películas salen unas criptas y unos columbarios sensacionales. Mientras que los arquitectos hacen unas obras abominables. El mundo al revés. Los directores de cine haciendo buena arquitectura; los arquitectos, pésima.

.............................

Lo malo de aposentarte en un buen sepulcro en una abadía, uno como los que a mí me gustan, es que tus restos siempre acaban dispersados y arrojados en cualquier lado. Siempre ha habido o habrá alguna revolución de tipo marxista o neomarxista que se encargará de tus huesos acaben mezclados con los de todos los frailes. Las izquierdas siempre han mostrado una llamativa inclinación al saqueo de tumbas.

.................................

Es cierto, alguien me dirá, que no es lo mismo el comunismo que el chavismo, o que Podemos. Es cierto, lo reconozco. Y eso también me preocupa: la evolución.

Porque si evolucionan, no descarto que de la profanación de sepulcros pudieran pasar ya directamente al vampirismo.

jueves, enero 06, 2022

Así estoy yo ahora


Muchas gracias por vuestros buenos deseos. A causa de la fiebre tuve un sueño algo intranquilo hacia el final de la noche, poco antes de levantarme. Bajo el edredón el calor me resultaba insoportable; si me lo levantaba un poco, tiritaba.

Después he pasado la mañana somnoliento en mi sillón. Sueño y más sueño. No tenía ganas más que de dormitar.

Ahora, tras un almuerzo ligero, me siento más despierto.

.............................

Lo que me llama la atención es que me da la sensación de que he pasado esta variante dos veces. Porque hace un mes lo que pensaba que era una infección de garganta (sin fiebre, pero que me dejó ronco y que me bajó un poco a los bronquios) es posible que fuera esta variante. En ningún momento se me pasó por la cabeza que esa infección de garganta fuera COVID.

Lo raro es que ahora vuelvo a tener los mismos síntomas (los bronquios no, pero sí fiebre, la ronquera y la tos). Si tengo la variante Ómicron, por qué ha sucedido de esta manera, en dos tiempos con más de tres semanas de normalidad en medio. No lo sé.

No me he hecho la PCR porque vivo solo y no tengo ganas más que de estar dormitando en mi sillón.

miércoles, enero 05, 2022

Gárgola poderosa

 

Hoy es un día plácido. Tengo fiebre. Por la ventana veo un cielo nublado, todo el día gris, todo el día bajo una luz débil. Hace frío. Tengo congestión nasal, tos seca.

He trabajado algo en la revisión de la segunda parte de mi autobiografía. Hace dos días me llegó una caja con ejemplares de la cuarta edición. Han intensificado el color de la portada. Mi cutis es más sonrosado en esta edición.

Almuerzo sin apetito un poco del redondo de cordero relleno que me traje de Zaragoza y ensalada con burrata mientras veo un capítulo de la última temporada (la 32) de Los Simpson. Pero con fiebre ni tengo mucha hambre ni muchas ganas de ver nada. Me imagino que a media tarde la fiebre subirá y me sentaré en el sillón, abrigado con una bata y una manta hasta la cintura.

martes, enero 04, 2022

Tradición, como decía el judío de "Un violinista en el tejado"

 

Hoy he estado viendo un vídeo sobre la Cámara de los Lores y otro vídeo sobre Cámara del Parlamento del Reino Unido. También he leído algún artículo acerca de las tradiciones vigentes en la segunda cámara. Por ejemplo, ningún parlamentario se puede referir a otro por su nombre de pila, están prohibidos los aplausos, hay reglas sobre el modo de vestir, etc.

Hay algunos dentro de la Iglesia que ven la Tradición de la fe y las tradiciones eclesiásticas como una especie de corrupción, de desviación, frente a la pureza bíblica o a la pureza del Evangelio.

No solo semejante forma de pensar es errónea, sino que estoy a favor de la tradición incluso en las cámaras parlamentarias de las democracias o en los símbolos del Poder constitucional. No es que me parezca mal en la Iglesia, sino que me parece bien hasta en ese otro ámbito del Poder.

Las buenas tradiciones, las que son nobles, bellas, forman parte de nuestras vidas para bien. No conoce la psicología humana, no respeta la belleza, aquel que quiere podarlo todo. Los marxistas siempre han sido muy dinamitadores. Y sus hijos intelectuales tienen una gran tendencia a la dinamita no material. Yo soy totalmente contrario a cualquier revolución. La revolución suele ser la antesala donde esperan los asesinos. No me gustan los tribunales populares, ni que se incendie nada. Amontonar cosas para hacer una pira es propio de paletos.

El Reino Unido es una democracia con alma, con poesía.

Yo me siento a gusto entre pelucas, zapatos con hebillas y gowns (togas parlamentarias). Mientras que entre camaradas revolucionarios sonrío con una sonrisa nerviosa, pero más bien estoy pensando como salvar mi vida.

lunes, enero 03, 2022

Esta foto es en Zaragoza, junto al Torreón Fortea


Vaya, hoy me he apercibido de que he debido pasar la variante Ómicron. Y es que hace casi un mes padecí una infección de garganta fortísima que me duró unos diez días. Pero lo que me llamó la atención, una semana después, de comenzar ese problema laríngeo es que sentí que la infección me había bajado a los bronquios: algo que no me había pasado nunca. Se me pasó, pero me quedó la voz ronca durante unos cuatro o cinco días.

Para nada se me pasó por la cabeza que aquello fuera la variante Ómicron, pero ahora pienso que sí, que lo más probable es que fuera. Menos mal que para cuando fui a visitar a mis padres, ya había pasado casi medio mes recuperado.

....................................

Hubiera sido muy lamentable que mi madre me diera comida para traerme a casa, y yo a cambio les dejara el virus. Comida por virus no es un buen trato.

Día 3 de los 365

La Nochevieja la pasé con una familia de supernumerarios y sus cuatro graciosísimas hijas. Ellas hicieron de la cena un tiempo de risas.

La comida de Año Nuevo fui con una querida familia de polacos. Soy muy feliz con esa familia. Me siento querido de verdad.

.....................

Hoy he dado una unción. Sus dos hijas estaban en esa burbuja de sufrimiento que era la habitación, sin que la alegría de la Navidad pudiera penetrar en ellas, como es lógico. La tristeza de un hecho así sobrepuja a cualquier celebración, no puede ser de otra manera.

....................

He contado un chiste nuevo de médicos hoy en el hospital, me lo contó una dentista. En la UCI les ha hecho mucha gracia. Hay que hacer notar que hay una UCI normal y otra para los casos de coronavirus.

También he pasado a felicitar el año nuevo a las que estaban de guardia en el paritorio. Todas suelen ser mujeres. En mi hospital cada día nacen cuatro niños.

......................

Con toda sinceridad, feliz año a todos. Os deseo que el Señor os bendiga y os conceda muchas alegrías.